Archivos de Categoría: Agni Yoga

Obituario Daniel Entin

Sentimos la partida al Reino de la Luz de nuestro compañero Daniel Entin (89 años), Director del Museo Nicolás Roerich de la ciudad de Nueva York, EE.UU. Ciertamente ahora estará con los Roerich, su voz calmada y sus respuestas con chispa Zen las llevamos impresas en nuestro corazón.

ADA Roerich, N.Y.

Compartimos muchos secretos sobre la vida de los Roerich, en nuestros tres viajes a Nueva York, y nunca se amilanó cuando se hablaba del tema final de la vida de Nicolás Roerich. Daniel decía que Nicolás fue algo ingenuo al creerse algunos de los mensajes de los Maestros, donde le decían que gobernaría un País Budista que traería la Paz al Mundo. Esta valentía en el hablar, de maneras suaves y un tanto irónicas, siempre dispuesto a ayudar a los demás desde el Museo donde también residía, llamaba la atención de cualquiera que hablara con él. Tenía la certeza de tener una guía interna, y llevaba la responsabilidad del Museo de una forma natural.

Él, en sí mismo, era un icono perfectamente integrado con los lienzos de Nicolás. Fotógrafo de profesión antes de asumir el cargo de Director del Museo allá por los años 80, ha sido y es un líder para todos lo que le conocieron y vivieron junto a él.

Daniel -como La Esfinge del Antiguo Egipto- ha sido el Guardián silencioso durante todos estos años de escritos, cartas, diarios, fotografías, documentos, objetos personales, estatuas, baúles, tankas y cuadros de la Familia Roerich, que son un tesoro no solo para el continente americano sino para toda la humanidad.

Ahora su alma se lleva la Llave de Oro de muchos secretos que no ha podido contar por la sencilla razón de que no había mentes iluminadas que supieran escuchar. La Comunidad Mundial de la Ética Viva (Agni Yoga) se alegra de que estés en la Luz para seguir como buen discípulo sirviendo a los Maestros y al Mundo desde otro plano de la existencia. Om Shanti. ADA Roerich, España.

Lecturas – poesía – filosofía: COMUNIDAD

Lecturas – poesía – filosofía: COMUNIDAD

   Os preguntaréis cómo abordar la Enseñanza. En verdad, para esto es necesario regenerar la conciencia, y la conciencia renace tras tener la Enseñanza. Al comienzo es necesario descubrir y purificar la conciencia. La apertura de la conciencia se realiza de forma instantánea, por un impacto de la voluntad. ¡Tened el deseo de expandir vuestra conciencia!

  libro-comunidad-en-el-espacio  Mis jóvenes amigos, una vez más os habéis reunido en nombre de la Enseñanza, y una vez más habéis tenido una tarde con invitados. Allí se ha dicho y se ha repetido que la hora de las lecturas sobre la Enseñanza debe estar desprovista de cotilleos vulgares… Os instamos, incluso sólo durante una hora, a ser gente conscientemente responsable. Si una hora a la semana os resulta difícil, entonces mejor reuniros sólo cada quince días. Aprended a excluir en esa hora, todos los hábitos horribles y perturbadores: como el fumar, beber, comer, cotilleos superficiales, tratar asuntos menores, censura, ira. Una vez de que estéis reunidos, permaneced sentados varios minutos en silencio. Si entonces uno de vosotros no encuentra la fuerza para iluminar su conciencia, que vuelva silenciosamente al frío y a la oscuridad de la calle.

   Nosotros somos enemigos de toda magia/gimnasia compulsiva, pero un control natural de la conciencia debe convertirse en el prerrequisito de la construcción real. Seguramente que durante una hora se pueden rechazar todas las cuitas personales (y todo Ego). Si esto fuera difícil ¿cómo entonces podéis pensar en el progreso y en el desarrollo de la conciencia? Un buey sabe rumiar, pero no avanza más allá de la digestión. Haced un esfuerzo para darles a vuestras locuciones belleza, simplicidad y pureza.

   Los problemas de conocimiento mas inusuales, las formas más audaces de belleza, deberían forzaros a salir de vuestro rancio rincón de cada día.

   Comprended, deseo veros, al menos durante un rato, exigentes y receptivos (en la reunión grupal). Estas semillas de pensamiento cooperativo (fraternal) os darán la perseverancia para las consecuciones (metas). No sólo la resolución sino también la persistencia es necesaria (sentido de la continuidad).

   Entended la concentración como una prueba de conciencia. Que Yo os vea progresar conscientemente y en aspiración. Hablo para el cumplimiento inmediato (no para el mañana).

Suite Nikola Tesla en Madrid

Ereño Shangri-La en BioCultura 2016

Forjar el Alma de un Grupo Agni o de Fuego Diamantino

Me preguntáis sobre cuál es el Camino para trabajar como un Grupo de Estudios de Agni Yoga. Bien, podéis empezar con un triángulo de 3 personas. Más tarde con 7 personas se forma una Asociación Cultural No-Lucrativa de Ética Viva y por lo tanto lo que yo llamo una Estrella Agni, que puede adherirse a un Centro Agni más antiguo que ya exista en su País. Con el aumento de grupos se formarán triángulos que cubrirán toda la Nación, formando de esta manera un caleidoscopio de colores y luz que será una bendición para todo el mundo.

Recordad que tanto Nicolás, como Helena, y sus hijos Juri y Sveti tuvieron muchas dificultades ya que se dedicaron en vida a:

Forjar el Alma, allanar el camino, eliminar el espejismo. Bregar con las luchas, tormentas, oscuridad y envidias. Producir brillo, amor, belleza, perseverancia y sabiduría. Guiar los ojos hacia el cielo y los pies hacia la verdad. Proyectar conciencia, bondad y espiritualidad. Promover la expansión de la conciencia hacia la Paz, la Protección de los edificios emblemáticos, el paisajismo y la educación de los niños, desarrollando en ellos la creatividad y la belleza. Alentar a descubrir los misterios del Cosmos y los Fundamentos de la Enseñanza de la Vida, junto al desarrollo espiritual en el ser humano. Ésta es una pequeña síntesis de todo lo enseñado por Helena Roerich y su familia con su ejemplo de vida y actividad espiritual para todos, sean seguidores o no de su filosofía.

leonardo-foto-del-icr-2015-art Las puertas de entrada a un Centro de Agni Yoga son grandes, y las de salida aún más grandes. Esta es la primera norma en mi Asociación Darjeeling de Agni Yoga. La segunda norma es el silencio. Dicho está: CON MANOS HUMANAS… (se abrirá la puerta del templo) CON PIES HUMANOS… (se realizará el Servicio). Solo así el pistilo quedará polinizado con la Enseñanza. Tras la fecundación la propagación será inmediata y de forma natural surgirá el Templo del Maestro. Esto es lo que siempre digo frente al cuadro de Roerich titulado “Señales de Cristo”.

En un Centro Agni, no hay reglas, ejercicios o técnicas de ningún tipo. Hay tan solo, lecturas de las obras Agni (que comienzan con “Hojas del jardín de Morya”). Las pautas son: Vivir el silencio, la Reflexión Inmediata, las veladas musicales.

Hay también: Reuniones temáticas de Ciencia, Cultura, Arte y Filosofía. Encuentros y seminarios de Agni Yoga. Trabajo de publicaciones, traducciones, noticias en la red, documentales. Excursiones y Exposiciones Roerich y de nuevos talentos juveniles en la línea de la Ética Viva. Vivir la armonía de comer los alimentos en fraternidad grupal. La curación por la visualización y la plegaria. Lluvia de Ideas. Investigación Psíquica Superior.

La labor se extiende en dar a conocer La Bandera de la Paz y de la Cultura Roerich. Junto a las veladas literarias, se proyectan vídeos y películas sobre temas de Belleza, Descubrimiento, Vidas ejemplares de Hombres y Mujeres Notables.

El estudio y respeto por las Enseñanzas de otras Escuelas Tradicionales de Sabiduría Eterna, tienden lazos de unión entre Oriente y Occidente dándose conocimientos acerca de las Leyes del Kybalión, la Ley Cósmica Universal, del Karma, de la Jerarquía, de los Siete Planos de la Existencia, del Biocampo.

Podemos resumir los Valores de un Grupo de Agni Yoga con las palabras de:

Servicio desinteresado, Estudio, Responsabilidad, Entrega,

Respeto y Sentido de Continuidad.

Instructor Leonardo, Presidente de la Asociación Darjeeling de Agni-Yoga (ADA).