Archivos de Categoría: Artículos

Viaje a la ciudad de Nueva York

Nikola Tesla 1904 artMi tercer viaje a la ciudad de Nueva York

 

Verano de 2013

  Empieza el gozo. Estoy en Nueva York, ciudad envejecida de calles tostadas por el clima y las heridas. Con sus edificios hieráticos que esconden vida, trabajo y sueños. Crisol donde se mezclan las auras de distintas razas.   Grandes ríos de taxis amarillos cruzan sus avenidas cargados de prisas y encargos. ¡Lléveme al Master Building donde los sueños de Roerich fueron rotos! O mejor aún, diríjase al Museo Nicolás Roerich donde el tiempo parece haberse detenido.   Y una vez embelesado

Leer más ...

Lecturas de las cartas de Helena Roerich…

Lecturas de las obras de Helena Roerich y del Agni-Yoga
 (Todos los domingos primeros de mes de 5 a 9 de la tarde)
 Casa de Exposiciones Roerich
Cartas de Helena Roerich Tomo I (1929-1938)

  Sobre la depresión en el caminar por el sendero de la vida:   Extracto de la carta: 2 de junio de 1934  

Me dices que estás cansado, que estás luchando contra la depresión y que no estás seguro si la vas a conquistar. ¡Por supuesto que lo harás! Recuerda que estos ataques de melancolía no siempre vienen de nuestro interior sino que, con frecuencia son el resultado de las tensiones sin precedentes en la atmósfera que nos rodea. Tan pronto como cambien las corrientes, esos estados de ánimo deberían cambiar.

Tú estás en lo cierto cuando escribes que “un guerrero abrumado puede esperar recibir una ayuda inesperada y milagrosa.” Sin embargo, tú deberías permitir que este maravilloso Poder juzgue cuando pueda llegar. Con frecuencia, hemos estado en las circunstancias más difíciles y hemos pensado que no íbamos ser capaces de soportarlo. Cuando ya habíamos agotado todos nuestros recursos, luego de un continuo sufrimiento, esa ayuda llegó de la manera más inesperada.

Leer más ...

La Consagración de la Primavera

A PROPÓSITO DE LA CONSAGRACIÓN DE LA PRIMAVERA

  El pasado 29 de mayo supuso el centenario de la premiere de La Consagración de la Primavera en el teatro parisino Des Champs Elysées, con libreto de Igor Stravinski, coreografía de Nijinsky para los Ballets Rusos de Diaguilev, dirección de orquesta de Pierre Monteux, así como decorados y vestuario de Nicolás Roerich.

Su inauguración supuso un auténtico escándalo en el ámbito cultural de París por su apuesta renovadora y experimental ante un público de gustos más conservadores, a excepción de ciertas figuras de la vanguardia cultural, que se situaban en los palcos, como Debussy, Ravel, Picasso, Jean Cocteau y Coco Chanel, entre otros.

Leer más ...

MUJER

 arpa-El logro silencioso de Mujeres que no quisieron ser protagonistas-

  Hoy no tengo estrellas en el cielo de La Colina de Laurel. Tampoco la luna se refleja en el cristal helado de mi ventana, y el búho no ha acudido a ulular a mi balcón como cada noche. Noche fría y silenciosa donde todo parece detenerse…

¡Faltan solo 3 semanas para la Primavera! Es la madrugada del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, por ello voy a dedicarlas un artículo.

Tras esta decisión de repente el ambiente se ha vuelto cálido. Las apsaras (bellezas voladoras femeninas a modo de ondinas y hadas) hacen su mágica presencia en el aire y siento la inspiración adecuada para comenzar a escribir.

Leer más ...

Bedia en Bizkaia, cuenta con su particular Shangri-La cultural

El pueblito de Bedia en Bizkaia, cuenta con su particular Shangri-La cultural. Irún, Bilbao, Francia, India y China-Tíbet son los recorridos de la pluma del escritor Leonardo Olazabal autor de la novela: “La Colina de laurel y Kalagiya, el Canto de Shangri-La”. Edita: Letra Clara …

También traía sendos regalos para la familia. Al abuelo le correspondió una pipa de marfil que tenía una cabeza de faraón egipcio. La boquilla era de ámbar y por tanto, la más indicada para evitar infecciones, decían. A la abuela le regaló un pequeño monóculo para poder leer mejor la letra pequeña, ya que tenía la vista un poco mermada.

Lo de Amaia fue una verdadera sorpresa, ya que le trajo un péndulo de radiestesia estilo egipcio parecido a una columnita de los templos de Luxor. Estaba hecho con monedas antiguas de plata y era de una extremada sensibilidad, según manifestó André entusiasmado. Podía establecerse una relación muy personal con él, como ocurre con los péndulos de cristal de cuarzo y de marfil, con la particularidad de que la columnita de Luxor, de éntasis muy fina, parecía responder en forma dinámica a las preguntas que se hicieran, a la vez que podía captarse el amparo de una entidad espiritual, que de manera misteriosa protegía al que trabajaba con él. Por ello el péndulo egipcio debía ser tratado con sumo respeto. Es así para todo aquello que estaba relacionado con la supramente y las cosas del espíritu, y más tratándose de la réplica exacta del péndulo de un faraón del antiguo Egipto como se supo después. André era un aficionado más de los muchos que hay en Francia.

—Es un hermoso péndulo. ¿Lo has hecho tú? —preguntó Amaia. —No, lo he mandado hacer de acuerdo a mis investigaciones y a las de unos radiestesistas de Bretaña, cerca de Rennes. En realidad lo encargué hace ya dos años al joyero Silloniz, que tiene el taller en Bilbao. Como puedes comprobar tiene una armonía muy especial…

Continúa en la novela “La Colina de laurel y Kalagiya, el Canto de Shangri-La”. Disponible a partir del mes de Marzo. Edita “Letra Clara” ¡Resérvala en tu librería!