Archivos de Categoría: India

UNA BIBLIOTECA EN LOS HIMALAYAS

De la obra: “Conversaciones Esotéricas con un Teósofo Zen” de Leonardo Olazabal Amaral Obra dedicada a los estudiantes mundiales de la Sabiduría EternaUNA BIBLIOTECA EN LOS HIMALAYAS

Leonardo: Háblame de nuevo del secreto que te fue revelado.

Enrique: Parecían libros normales, pero no lo eran, tenían dos partes o cuerpos, y recuerdo que yo aprendí a leerlo, no recuerdo cómo lo hice. Me di cuenta que se refería a algún alma, a un individuo. Me sentí atraído por otro y era el de un amigo mío que estaba entonces en la Sociedad Teosófica en Adyar. Se llamaba Dunkan Greemlis y era egiptólogo.

Leonardo: Ah, me enseñaste una foto.

Enrique: Sí, sí. Entonces yo no sé cómo lo hice pero con otro libro, no con mi amigo, yo vi todas las vidas pasadas de ese individuo al instante.

Leonardo: ¿Se puede hacer eso?

Enrique: Bueno, es lo que me pasó a mí. Y no se lee con los ojos, no recuerdo cómo lo hice. Y si te concentras en una vida, puedes ver toda esa vida desde el momento en que se nace hasta que se muere. Y así uno puede sacar de estos libros –no sé cómo llamarles– todo el pasado de esa persona, incluyendo la totalidad de sus vidas o reencarnaciones.

Leonardo: ¿Y puede existir lo mismo pero hablando de una civilización en particular?

Leer más ...

Un Iniciado discreto: Enrique F. Orfila

Un Iniciado discreto: Enrique F. Orfila

Yo he experimentado la sensación horrorosa del desdoblamiento de la personalidad, de convertirme en espectador de mi propia persona.

(D. Miguel de Unamuno)

Investigando en el otro lado de la vida. Un túnel, una luz y un cielo que alberga distintos planos de existencia donde se desenvuelven los espíritus y los Maestros de la Humanidad.  

Leonardo: Es la madrugada del 1 de julio de 1993. Estamos con el Diario de Enrique y leo algo en inglés sobre el Sr. Gownder…  

Enrique: Sí, él no es el yogui, es el que trajo al yogui en su jeep. Ellos vivían o viven cerca de Koonur, a unos 20 kilómetros de Kotagiri, en un valle dominado por un cuartel del regimiento de Madrás y donde hay casas de oficiales. El Sr. Gownder es un rico propietario que tenía su familia allí. Éste me ofreció una casa en el valle, sin tener que pagar el alquiler, a medio camino entre Koonur y la casa del yogui.

Leer más ...

Nicolás Roerich y sus contemporáneos

Foto de Leonardo Olazabal

 Extractos de entrevistas por Kenneth Archer,

Bangalore, India, Septiembre, 1983

 Por gentileza de:

R O E R I C H   R E S E A R C H   J O U R N A L 

India, octubre de 1983, durante las entrevistas con Kenneth Archer. (Foto: Devika Rani Roerich)  

www.roerichbyarcher.com

Por Kenneth Archer

Ejemplar de Octubre 2012

Serie Svetoslav Roerich

1. Nicolás Roerich y sus contemporáneos

KA: ¿Hasta donde fue influenciado por sus contemporáneos el arte del Profesor Roerich?

SR: No hay duda de que hubo una influencia. Siempre estaba abierto a todo tipo de expresión creativa, y no podemos pasar por alto estas influencias, ya que forman parte integrante de nuestra vida y desarrollo.

KA: ¿En qué medida los conceptos simbolistas influenciaron su pintura?

SR: Estos deben haber influido en él, pero desde el principio el Profesor Roerich fue muy individual. Su expresión se había formado muy temprano. Tenía su propio estilo: un estilo denominado como el “Reino de Roerich”, y que lo llevaba consigo. Así que yo no diría que pudiéramos identificar la influencia exacta de la cual se ha nutrido en su expresión creativa, pero sin duda, siempre estaba abierto a estas impresiones. KA: En cuanto a los escritores simbolistas, ¿estaba cerca artística y personalmente a Blok y Bely? SR: Sí, con Blok tuvo numerosos contactos y sé que Blok valoraba enormemente su arte y a él como persona. KA: En cuanto a los escritores simbolistas franceses, ¿estuvo interesado en los escritos de Mallarmé, Péladan (Rosacruz) y Baudelaire? SR: Por supuesto que estaba bien familiarizado con ellos y, como te dije, estaba interesado en todo tipo de expresión creativa, ya sea pictórica o literaria, porque la suya era una mente universal. Cuando ves el alcance y la amplitud de su visión, lo que en realidad visualizaba, y como buscaba un nuevo mundo, comprobarás que estaba muy por delante de su tiempo.

Leer más ...

El final del año 2012 o la noche de los estúpidos

Como he señalado en un artículo anterior sobre la Contaminación Radioactiva, sois muchos los que preguntáis sobre el efecto del final del 2012 y comienzos del 2013.

Y os digo aquí lo que ya os he dicho bajo el mástil de la Bandera de la Paz Roerich, y a la sombra de los sauces: No hagáis caso de las numerosas tonterías que se dicen por el mundo. Que no te engañen. NO por decir que eres clarividente o tienes sueños proféticos o conoces la geometría sagrada, significa que eres dueño de la verdad. ¿Comprendéis? En esta particular época, las mujeres y los hombres que se desenvuelven en el Sendero Místico, varían en conocimientos y niveles de manejo psicológico y espiritual. No están correctamente entrenados. No han trabajado en las Escuelas Ocultistas de la Sabiduría Eterna, o del Budismo, el Raja-Yoga, o el Zen, por un período mínimo de 10-15 años. Lo que dicen saber es por una condición obtenida en diversos encuentros, talleres o cursos que obedecen más al merchandising New Age (al mercantilismo de la Nueva Era) que a una enseñanza de verdad.

Leer más ...

La autenticidad del ser

Hace años leí un libro de Gurdjieff que se titula “Encuentros con hombres notables”. En aquel momento no me imaginé que muchos años después lo emularía.

A lo largo de mi vida me he encontrado con hombres y mujeres que se salían fuera de lo común y que han enriquecido mi vida de muy diversas maneras. No hay nada más extraordinario que encontrarse en el camino de vida con aquellos seres humanos de comprensión verdadera.

Mi investigación y estudio sobre la familia Roerich me llevó a realizar una entrevista con Svetoslav Roerich una tarde de verano de los años 90 en el hotel Ashok de Bangalore.

La habitación era sencilla, de dos camas con una mesa redonda para tomar el té y una cómoda cuyo espejo estaba rodeado de fotografías de distintos tamaños de Paramahansa Yogananda, Ramakrishna, Aurobindo, Ramana Maharshi, Sai Baba…

Svetoslav, Devika Rani (su esposa) y familiares de Devika se encontraban allí, nada evidenciaba que estaba ante la presencia de un hombre que había crecido en una de las familias más avanzadas de principios del siglo XX. Su acogida fue entrañable y natural, como si nos conociéramos de toda la vida; sus ojos manifestaban ternura y bondad así como una gran determinación. Sus manos eran las de un artista: dedos alargados dotados de una gran sensibilidad. Cuando nos quedamos a solas comenzó a hablar emocionadamente de sus padres, en mi cuaderno de notas de aquel momento tengo la descripción que Svetoslav hizo de su amado padre Nicolás:

Leer más ...