Archivos de Categoría: Museo

XVI Aniversario del Museo Bandera de la Paz Nicolás Roerich

 

Museo en Shangri-La 1

El pasado 18 de mayo –Día de los Museos– se cumplieron 16 años de exposiciones de los lienzos (reproducciones rusas) de Nicolás y de Svetoslav en Ereño-Bedia.

Una institución privada consolidada dentro de la Asociación ADA. De hecho ADA no podría entenderse sin su pequeño museo con objetos de la época de los Roerich, instrumentos antiguos de Radiónica y Suisekis. Se trata de “un espacio para soñar”.

 

Museo en Shangri-La 2

Aquí, las tres esferas de la bandera de la paz, representan las tres líneas de acción de la Asociación ADA:

– Las exposiciones de los cuadros.

– La enseñanza del Agni Yoga.

– La experimentación con la Energía Psíquica a través de la Radiestesia y de la Radiónica.

Rodeado todo ello por el círculo de Darjeeling (nombre de su antiguo Centro de Yoga), ciudad del Himalaya sede de los

Museo Roerich en Shangri-La 3

Mahatmas y del Primer Rayo, La Voluntad.

Sí, 16 años atendiendo a todos los que se acercan para preguntarle todo lo relacionado con la exposición y los objetos expuestos. Algo que Leonardo defiende con pasión y nobleza. Sus éxitos son compartidos por su esposa Petri y el equipo de socios-amigos que conforman ADA.

Si Petri y Leo son protagonistas, es solo por su entrega amorosa hacia la verdad.

Museo Roerich en Shangri-La 4

La visión de Leo y su sensibilidad le lleva a crear belleza como lo demuestra con su caserío en La Colina de Laurel, su pequeño Shangri-La. Algo que también lo expresa en su literatura. Su riqueza sensorial lleva a contarnos cosas únicas, como sus relatos sobre el cofre sagrado de los Roerich, o los artefactos del Antiguo Egipto como el anillo atlante de Belizal o el péndulo egipcio. Leo nos emociona con esa cercanía y plenitud que lo caracteriza.

Museo Roerich en Shangri-La 5

 

Él acostumbra a decirnos: Hay que trabajar, meditar y servir con el propósito de materializar hoy, lo que nos pidieron los Maestros en el siglo pasado. El paisajísmo, la arquitectura ecológica, el teatro, la fotografía, la pintura, y el cine, son medios perfectos para educar a la ciudadanía en la abundante gracia de la Conciencia Suprema. A este respecto, la película de EE.UU. “LA CABAÑA” del Director Stuart Hazeldine de 2017, es un ejemplo de ello. La Vida es tan solo un episodio dentro de una Vida más grande.

La Vida es celebración, la gracia interior consiste en darse cuenta de ello.

Gracias, Leo y Petri.

LOS REYES MAGOS

En el día de la Cabalgata de los Reyes Magos, oí a un niño preguntar a su madre ¿quiénes eran los Reyes Magos? La madre tras balbucear un poco dijo fríamente: ¡Unos señores con barbas que traen regalos! El niño se quedó mirándola en silencio con cara de insatisfacción. Vamos, que con esa descripción muy bien podían ser tres papás Noel, tres Santa Claus, o tres piratas.

Para ese niño y papás que quieran saber un poco más, ahí va una pequeñita aportación al tema.

Se dice que cuando los Reyes Magos de Oriente fueron a verificar y cerciorarse por sí mismos de que un gran ser espiritual había nacido en la Tierra tal y como predecían los astros, el niño tenía ya 10 meses.

Los Reyes Magos, Jefes de distintas Escuelas de Sabiduría, lograron burlar a los espías de Herodes. Cargados sus asnos con dulces frutos secos, olivas y algunas telas, pasaron como comerciantes hasta llegar a Belén (Bethlehem, casa de pan en hebreo). Tras días de largos ocultamientos antes de llegar definitivamente a Belén, los tres Reyes Magos por fin fueron conducidos por unos túneles hasta la familia carnal del Cristo encarnado como niño.

Antes se deshicieron de sus vestidos rústicos de vendedores ambulantes, ayudados por sus escribanos y discípulos que hacían un total de siete. El Rey Mago Indostaní, se vistió de blanco y oro. El Rey Mago Persa de blanco y turquesa. Y el Rey Mago árabe de blanco y púrpura. Cada uno de ellos con su corona de estrellas y ornamentos a modo de graduaciones que representaban las distintas conquistas del espíritu a lo largo del Sendero del Conocimiento.

Para presentarse frente al Gran Ungido que había bajado a la Tierra, no eran necesarios ropajes con oro como el que refulgían en los templos, sino que las vestiduras eran de lino blanco en representación del alma, y el resto sencillos atributos de respeto como Maestros de Maestros que señalaban la procedencia de las Distintas Escuelas de Oriente.

Una vez frente a la cuna del niño enviado por Dios, los Tres Reyes y cuatro pajes, hincaron sus rodillas frente a la cuna, una canastilla de mimbre, para ver al niño y sus rasgos.

Lo que allí aconteció junto a Myrian, familiares y amigos como José de Arimatea y Nicodemo, es difícil de describir sin emocionarse y sin dejar por el camino los hechos más significativos que el hombre común no podría entender.

El anciano Maestro Persa Baltasar, vino a decir: “los trovadores del Irán, sueñan y cantan desde hace mil años con este acontecimiento”.

El Maestro Gaspar añadió: “en las grutas y selvas del Indostán donde habitara Buda aún permanece la Luz Increada y Eterna, esa luz es la que veo hoy aquí”.

Y Melchor dijo: “en mi arabia de piedra, bajaré como un águila hacia las tierras floridas de promisión soñada por Moisés, y ahora cuando levante el vuelo, arrastraré conmigo a todos los que quieran volar hacia lo invisible y desconocido”.

Acto seguido, observaron todos los signos que traía el pequeño cuerpecito del niño y que señalaban si tenía las condiciones propias para la encarnación del Avatar Divino. Los respectivos notarios de cada Escuela, consultando antiquísimas escrituras sagradas iban dando cuenta de los rasgos de los ojos, nariz, boca, frente, manos y pies. El mismo examen hecho a grandes lamas del Tíbet, a Krishna, Buda y Moisés.

Las palabras de los Magos toman aquí una solemnidad solo comprendida por la Virgen Madre. Todo promulgaba una gran verdad: ¡Un ser excepcional ha venido a la Tierra!

Los libros ocultistas y esotéricos de las diferentes escuelas de Iniciación del Mundo nos hablan del nacimiento de grandes instructores de la Humanidad. Pero en este caso El Mesías, llegó en el lugar y en el momento adecuado para una evolución que si ha de tener algún significado solo será comprendido éste, cuando él venga por segunda vez como así lo prometió. La raza humana en conjunto ha desarrollado una gran conciencia en los últimos 2000 años, pero no la suficiente como para convertir nuestra actual sociedad en un modelo de vida y de Conciencia Crística o Luminosa.

Lo absurdo, la baja conciencia, la estupidez y la violencia golpean cada día la conciencia humana aportando dolor y miseria. Se desmitifica y ridiculiza la adoración a los Reyes Magos, se re-inventan nuevos iconos desprovistos de Belleza Espiritual y se rinde culto a la falta de gusto y a la mediocridad. Olvidando que Libertad de expresión no es herir, ni ofender, ni avivar los odios. Se trata de curar y no de herir, por eso el mensaje del niño Jesús es claro y así lo manifiesta durante toda su vida: ¡YO SOY EL QUE CURA! Este es el verdadero lema de la NO-VIOLENCIA, lema de la Asociación ADA Roerich.

En el día de los Reyes Magos ensalzamos nuestras cualidades de Amor, Plenitud, Ética, Integridad, Unificación, Fraternidad, y Solidaridad, representadas por los regalos que hacemos hoy día en sustitución de las ofrendas de pan, ramas de olivo, una cestilla de frutas y mirra. Pero recordando que son estas características las que hacen al ser humano un individuo perfecto y no los objetos materiales.

No estoy hablando de algo imposible, esto es tan fácil como el cambiarte de zapatillas, solo tienes que decidir caminar en ese sentido, dando tan solo un saltito, solo eso…ya mismo ¡Ahora!

Los regalos de los Reyes Magos

La Mirra, es un incienso que junto con el áloe se deposita en el Altar del Perfume, purifica el aire y elimina las radiaciones naturales, las emociones negativas y los malos pensamientos que actúan como interferencias a la Luz. La resina de Mirra era utilizada en la curación de heridas y en aromaterapia por la medicina Ayurvédica. Esta solía quemarse, junto a las numerosas estatuas de vírgenes cubiertas por velos y flores blancas de azahar, pertenecientes a otro pasado histórico. Representa la Verdad. Los sentidos superiores y la Influencia Celestial.

El Oro representa la pureza del pensamiento, la luz de la conciencia, y la naturaleza de la Intuición. Es el Sol, la Unidad, y el calor de la Bondad. Nos invita a trabajar con las emociones más altas, y con el amor más elevado.

El Incienso, entendido como Luz Etérea, Belleza, Devoción sublime y eliminación de los espejismos mentales que distorsiona la vida. Señala un camino a recorrer, nuestro particular Galilea – Belén, pero siempre viendo cada cosa en su realidad, para que se convierta en un verdadero viaje de descubrimiento. ¿Quieres iniciar tú este viaje?

Natacha Rambova y Svetoslav Roerich en los años 30 del pasado siglo

Pertenece a los archivos de Leonardo Olazabal

En el principio de los años 30, vivir en Nueva York era vivir con intensidad, con ilusión, aún coleando la crisis del 29, la Gran Depresión que se prolongaría toda la década.

Natacha Rambova decía: ¡Todo evoluciona tan deprisa! -Su viva mirada parecía estar viendo pequeños pero muy intensos vislumbres del futuro a la vez que saboreaba una taza de té junto a su amigo Svetoslav Roerich-.

La gente se reunía en los cafés, en los salones de baile y en los teatros de la ciudad. Una parte de la clase media, se interesaba por las nuevas tendencias artísticas y por los eventos espirituales y museísticos.

En el Museo Nicolás Roerich, situado en las primeras 3 plantas del Master Building de la calle Riverside Drive del nº 310, se forjaban las almas más puras de la época. Inaugurado en 1929, este edificio de estilo Art Decó cuenta con una historia increíble. Los pormenores han sido relatados en mi obra “CHINTAMANI”.

Además de varias salas dedicadas a las pinturas de Nicolás Roerich, y diversos objetos de arte oriental, procedente todo ello de la Expedición al Asia Central, había también talleres de escultura, salas de estudio, un pequeño teatro, una biblioteca, salones de conferencias, oficinas, auditorios y una cafetería-restaurante.

Una placa de mármol negro situada al ras del suelo y en una esquina, nos recuerda el año 1929 grabado junto con las letras -M y R- (Museo Roerich), y tres puntos, rodeado todo por un círculo en representación del Símbolo de la Paz Roerich. El 24 de Marzo de ese año se celebró el primer festival y se puso la que se conoce como la “Piedra Angular” en una esquina del edificio. Antes, tanto la Sra. Frances como la Sra. Sinna, colocaron una “cápsula del tiempo” que consistía en un cofre metálico con varios objetos simbólicos dentro, según las indicaciones de Roerich (ver mi obra CHINTAMANI).

Ese mismo año se inauguró el edificio CHRYSLER, que cuenta con 77 pisos, y también de una hermosa arquitectura Art Decó. Ahora nos encontramos en el 1931 y se acaba de inaugurar el Empire State de 102 pisos, siendo el más alto del mundo. Natacha Rambova (Wink) hablaba de ello con Sveti, diminutivo cariñoso de Svetoslav y más fácil de pronunciar. Ambos estaban entusiasmados de este logro humano. Ellos, y toda la camaradería Roerich, gustaban llamar a estos hitos “Evolución en pos de la Belleza”. En un pequeño apartamento situado en la última planta que da acceso al tejado formado por un mirador donde está situado el Gran Magneto de metal a modo de antena o “Chorten”, se encontraban para hacer reuniones esotéricas (he tenido la fortuna de estar en este sitio y resulta conmovedor).

Pertenece a los archivos de Leonardo Olazabal

Invitados de la época, entre otros, la propia Natacha Rambova (Coreógrafa), el ocultista Manly Palmer Hall, el periodista Paul Brunton, el teósofo Talbot Mundy (grandes escritores los tres), junto a los hermanos George y Svetoslav, los espléndidos hijos de Helena y Nicolás Roerich. Ellos y ellas hacían de estas reuniones un crisol de ideas y prístinos pensamientos hablando de sus descubrimientos, los viajes por Oriente y acerca del futuro.

Era la época del Jazz, Blues, del cine mudo que ahora comenzaba a hablar. El baile del Charlestón, el ruido de la ciudad, y la música de raíces negras lo impregnaba todo. La llamada a la Libertad de la Mujer, la Alta Costura y el bienestar, eran impulsados por la publicidad de la época.

Mientras tanto, en el café-restaurante del Museo Roerich de Riverside, Natacha y Svetoslav preparaban el boceto de un Programa de Estudios que serviría para enseñar a los estudiantes lo que ellos llamaban “Alta Cultura y Filosofía Ética”, a través del estudio de los textos sagrados de todas las religiones y de las enseñanzas de Místicos y Sabios junto con la ciencia y la metapsíquica. Para ellos, la meta más importante en esos tiempos, era elevar a las masas hacia una mayor oportunidad de crecimiento tanto física como espiritualmente. Todo este grupo de mentes creativas y otras más que trabajaban en simpatía, como Thomas Alva Edison (a pesar de su carácter un tanto granuja y opositor del gran Nikola Tesla) buscaban un nuevo sistema de unión o síntesis que hicieran más comprensible y bella la Vida en la Tierra.

Este grupo de artesanos de la mente y de la espiritualidad, y en particular M. P. Hall se preguntaban cómo es posible que tales nociones no tuvieran cabida en las universidades americanas. De ahí que más tarde fundara (1934) en la ciudad de Los Ángeles, California, su famosa Sociedad de Investigación Filosófica (PRS), una fundación sin ánimo de lucro que pervive hoy día.

El drama social y humano de la Primera Guerra Mundial configuró el panorama de esa época. Y lo que es peor, los más visionarios del Museo Roerich preveían una futura nueva hecatombe, la que sería la Segunda Guerra Mundial. Helena Roerich, esposa de Nicolás Roerich, así se lo hacía saber en cartas dirigidas al Presidente de los EE.UU. Flanklin D. Roosvelt. Cuando la guerra se asomaba en el horizonte muchos periódicos y revistas dieron a conocer el mensaje del Profesor Roerich.

Mientras tanto, la encantadora Natacha movía sus manos que parecían bailar en el aire. Sus grandes ojos de penetrante mirada acompañaban cada gesto. Ella esbozaba obras de teatro y danzas, cuyos dramas hablaban de las duras pruebas por las que pasaba el ser humano en su camino a la Luz. Su amigo Svetoslav, la escuchaba divertido y con la fascinación de estar frente a una mujer que parecía conocer de otra vida. Sus auras se fusionaban en el nivel de la Energética del Arte y en los más altos ideales. A punto estuvieron de casarse si no fuera porque lo impidió Helena, la madre de Svetoslav, según se cuenta en cartas familiares.

Unas semanas después, la “Escuela de Estudios de Religión y Filosofía”, presidida por una jerarquía de reputados artistas y especialistas espirituales como su padre Nicolás Roerich y Alice A. Bailey entre otros, ya tenía un formato de trabajo bien definido. El nacimiento de esta escuela de estudios, creada por Natacha Rambova y Svetoslav Roerich, estaría basada en la igualdad, en la unión y en la síntesis, ahondando en las raíces de toda Cultura Antigua, Religión y Filosofía. El 1 de enero de 1931 ya estaba disponible para los miembros la visita al museo y la biblioteca.

Pronto, con la revolución industrial, la radio, los electrodomésticos del hogar, los automóviles, teléfonos y otros inventos, los Estados Unidos de América se convirtieron en el motor de la economía mundial, que toda Nación o País quería imitar. Era ¡el estilo de vida americano!

Para saber más: Mujeres de Altura Espiritual, de Leonardo Olazabal Amaral

Este documento, fruto de varios años de investigación, se puede compartir y aplicar tan libremente como cada uno estime hacerlo señalando siempre al autor (Leonardo Olazabal Amaral).

CÓDIGO DEONTOLÓGICO DEL SÍMBOLO/BANDERA DE LA PAZ

A tener en cuenta:

Código de Honor en la Presentación de la Bandera de la Paz y de la Cultura.

1. La Bandera de la Paz y de la Cultura sólo la pueden exhibir los Organismos Oficiales Roerich tales como Asociaciones, Museos, Academias Científicas, Comités, Institutos de las Artes o Fundaciones.

2. La misma se entrega a Instituciones, Ayuntamientos, Pueblos y Ciudades, Escuelas o cualquier otro Organismo que haya trabajado por la Paz, el Diálogo, la Cultura, el Embellecimiento y Protección de Edificios Históricos, Catedrales o del Paisajismo Natural. Nunca se entrega a un individuo en particular.

3. La Bandera de la Paz, Estandarte o su Símbolo nunca se expondrá cerca del suelo o unido a otros símbolos.

4. La Bandera de la Paz y de la Cultura Roerich, aun siendo un símbolo universal como la Cruz Roja, no se exhibirá en la calle, en manifestaciones, marchas o reuniones grupales. Al igual que nadie puede usar la Bandera de la Cruz Roja sin pertenecer de un modo oficial a su Organización, la Bandera de la Paz no debe ser usada a modo de una cruzada personal.

5. La Bandera de la Paz es apolítica y antisectaria.

6. El Espíritu de La Bandera de la Paz se circunscribe a la defensa de los edificios históricos, arqueológicos, catedrales, bibliotecas, archivos del arte y museos.

7. Su desarrollo como una llamada de atención en tiempos de guerra o paz, se muestra como una herramienta educativa en las escuelas y colegios donde los niños y las niñas toman conciencia de su significado. La Ética, el respeto y una educación del alma en torno a la belleza espiritual, es donde más a gusto se encuentra su símbolo. Su color rojo-pichón sobre un fondo blanco nos habla de una Acción Noble. Su simbología trinitaria expresa lo mejor de la Ciencia, de la Filosofía y de la Religión, unidas por el círculo de la Cultura. También vemos en él, el Pasado, el Presente y el Futuro unidos por la Eternidad. Nicolás Roerich apuntó que no hacía falta más añadidos, pero que al ser un símbolo hallado en numerosas culturas antiguas y en todos los continentes, cada País puede darle sobre el significado anterior la relevancia que necesite.

Más de 400 Grupos u Organismos se encargan en el Mundo por velar y protejer la Bandera de la Paz Roerich.

8. Igualmente, cada País se compromete a respetar al Centro más antiguo de la Bandera de la Paz, así como cada provincia y ciudad dentro de cada Nación, evitando la perturbación del trabajo que ya esté realizándose en tal sentido. La colaboración, el respeto y la buena voluntad ha de guiar las relaciones y el diálogo.

 

Bajo este signo se unirán la belleza, el conocimiento, el arte y todas las naciones.

     -Organizaciones Internacionales Agni & Bandera de la Paz-

 

Museo Bandera de la Paz N. Roerich

Leonardo Olazabal Amaral

Presidente Fundador de ADA Roerich

Símbolo Registrado en España, nº M 2685666

82 ANIVERSARIO DEL PACTO ROERICH POR LA PAZ Y LA CULTURA

Un día como hoy, 15 de abril de 1935 se logró la creación del Pacto Roerich en EE.UU. Un tratado sobre la Protección de Instituciones Artísticas y Científicas. Desde entonces no ha habido más evolución, hasta que el Centro-Museo Internacional Roerich (de Svetoslav Roerich) en Rusia, logró elevar y recuperar la historia de este tratado en todo el mundo.

En una sociedad donde en muchos lugares no se vive, sino que se sobrevive, lo peor que puede pasar es que se ejerza la fuerza con razón o sin ella. La justicia, el reglamento, los observadores internacionales están para poner las cosas en su lugar.

Poco a poco quieren conseguir que en la sociedad no tenga cabida la filosofía, la poesía y la espiritualidad. Quienes practican la Paz, la Ética y la Belleza resultan repelentes para una mayoría materialista. También para ciertos chacales políticos y religiosos. Lo ocurrido en las guerras con los museos y ciudades arqueológicas llenas de historia produce caos y vergüenza.

8 de marzo Día de la Mujer

Estos días pasados hemos asistido a un vergonzoso ataque por la fuerza dirigido contra el Centro-Museo Internacional Roerich de Moscú. Un asunto económico de por medio y una lucha de varios sectores por hacerse con su valioso tesoro artístico y con su finca, han encogido los corazones de los seguidores del pintor Nicolás Roerich.

¿Es la sed por los frutos obtenidos lo que atrae a los malvados?

¿Resucitan nuevas corrupciones, brutalidades y los vicios más antiguos?

¿Es que no soportan el brillo de los justos que trabajan por el bien de la humanidad?

Se abre una brecha de demandas contra el ICR

La apropiación, indebida o no, de valiosas pinturas Roerich que habían sido donadas unas y compradas otras, además de objetos y documentos en el más grande Museo no gubernamental de Rusia es una vergüenza y un escándalo para el pueblo ruso, como así lo manifiestan muchos de sus ciudadanos. Según las noticias que nos llegan: El presuntamente incompetente Ministerio de Cultura de Rusia, el Museo Estatal de Arte Oriental y unas 50 personas más, junto a un gran número de policías antidisturbios, forzaron las entradas de los edificios del Museo Roerich el pasado 7 de marzo -aquí era ya el día 8- y todo ello sin esperar a que vinieran los abogados y representantes del mismo.

Según el Diario Gazeta de Moscú: https://www.gazeta.ru/culture/2017/03/21/a_10586585.shtml#page7

Y otros:

https://www.vesti.ru/doc.html?id=2868510

https://lenta.ru/news/2017/03/20/rerich/

Se alude a que la finca de Loupukhins, donde se encuentra la ONG y Museo ICR en Moscú, ha vencido su contrato de arrendamiento y ahora tienen que desalojarlo.

Se dice que no es un Museo, sino un hotel (?). Que es un lugar religioso (?) Que se hacen hogueras (?) -por alguna ceremonia budista-. Que su actividad está lejos de ser arte (?) Que hay empleados sin permiso de residencia (?) Que no son expertos en asuntos de conservación museística (?) Que las últimas obras Roerich adquiridas son ilegales ya que fueron pagadas por un Banco que blanqueaba dinero, y que por eso se las han llevado. Que la mayoría de los representantes del ICR son unos incompetentes.

¡Falacias!

Y añaden:

Con lo que se les pueda quitar se creará un nuevo Museo Nacional Roerich que será administrado -por su eterno enemigo- el Museo de Arte Oriental.

En este informativo podemos leer entre otras perlas:

http://pravorf.org/index.php/news/2362-o-skandale-vokrug-tsentra-rerikhov

“¡La Finca Lopukhins -ahora Roerich Center ICR-, es una Golosina para los invasores! – dice el Congreso de la intelectualidad rusa… …Con el objetivo de destruir el museo público que lleva el nombre de NK Roerich, el Ministerio de Cultura mantiene sus innumerables controles (sólo en el año 2016 hubo 20). En el acoso al museo se han involucrado los medios estatales … ¿No está haciendo todo esto el Ministerio de Cultura para conseguir otra propiedad con el fin de satisfacer sus ambiciones y antojos? En aras de una mayor uniformidad del espacio cultural? “

Es difícil para los ortodoxos académicos de la Cultura entender las ideas cósmicas de los Roerich. Ideas contenidas en las Enseñanzas o Filosofía del Agni Yoga, de ahí sus peregrinas acusaciones. Esto que le está pasando al ICR le puede pasar a cualquier grupo que se haga poderoso e influyente y no afín a las voluntades de políticos y grupos de poder. Es la historia de siempre.

El ICR dice en una urgente nota de prensa:

“El Centro Internacional de los Roerich fue nominado en 2016 para el Premio Nobel de la Paz. Ha recibido varios premios y reconocimientos europeos y rusos por sus destacados logros en el campo de la museología y la conservación del patrimonio cultural. En particular Lyudmila Shaposhnikova, Directora General del Museo Nicolás Roerich del ICR, que ha sido galardonada con el Premio de la Unión Europea al Patrimonio Cultural “Europa Nostra” (en 2010) por la restauración científica de la antigua mansión Lopoukhin en Moscú, donde se aloja desde 1990 el museo no-gubernamental del ICR. La restauración de la mansión Lopoukhin fue ejecutada enteramente con los esfuerzos del ICR, gracias a donaciones del gran público, sin un solo centavo del gobierno (http://www.europanostra.org/awards/31/).

La amplia actividad cultural, educativa, científica, editorial y de exposiciones realizadas por el Centro Internacional de los Roerich y su Museo ha ganado no sólo renombre, sino también un merecido reconocimiento cultural internacional; ha sido elogiado por el Secretario General de la ONU Ban Ki-Moon y la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova”.

¿Cuál es el camino a seguir?

Ahora el camino a seguir es denunciar en la propia UNESCO y en la ONU lo que están haciendo con la Cultura y las obras de Arte Roerich en el Museo ICR de Moscú. Y escribir a diferentes sociedades protectoras del Arte y de la Cultura, especialmente a ONGs, pidiendo ayuda a intelectuales y famosos en Internet.

Apoyar al Museo Roerich con artículos y vídeos en Youtube.

Ver: https://youtu.be/vetSRHBaMgQ

Declaración del “Congreso de los intelectuales” Moscú

Por último, los tribunales tendrán que desenredar este bochornoso asunto en un país en donde según parece y a juzgar por sus ciudadanos en las redes y foros de internet, se roba todo y a todos. Por eso el Museo Roerich ha de ser público, ya que si se parte en dos, dejaremos de ver muchas de sus obras, objetos y documentos que se enterrarían en sótanos bajo el sello de ser sospechosamente místico y espiritual.

Aquí en Europa

Cada día los telediarios nos hipnotizan con sus malas noticias e información tergiversada, sólo hay que ver los canales periodísticos de Internet para darse cuenta de ello. Aquí la muchedumbre parece estar en trance, mostrándose indolentes y dóciles. El espejismo se instala en cada esquina, el conformismo y la drogadicción es lo que se lleva. Me pregunto: ¿dónde está ese dinamismo espiritual que te hace libre y te da una confianza absoluta en ti, en el género humano y en la vida?

¡Al libre albedrío! Sin conocer el límite entre lo correcto y lo incorrecto

No se trata de cantar, meditar, bailar y enarbolar banderas de la paz en las ciudades o en los pueblos, despertando más sospechas que aciertos, debido a un misticismo estéril y bobalicón. La subversión de estos grupos salva patrias que hablan de amor y unidad, desde un nivel muy básico, son a la larga más peligrosos que los hechiceros atlantes usando el lenguaje teosófico. ¿Por qué? –diréis. Porque no son grupos que operan de un modo oficial siguiendo las premisas académicas y éticas de los Roerich, lo que provoca más espejismo mundial. Se autoproclaman Grupos de Agni Yoga o de Bandera de la Paz sin tener años de experiencia y el beneplácito de las Asociaciones oficiales establecidas desde hace años en el mundo. Hablan de la obra Roerich y de sus enseñanzas dando una opinión personal sin conocer realmente la historia y la totalidad de los escritos de la familia Roerich. Un maya que oculta el verdadero sol espiritual.

¿Tiene arreglo todo esto?

Si todos se envenenan entre sí, van a generar un agujero negro que lo engullirá todo.

¡Demasiado ego malsano revolotea en torno a la obra Roerich! ¡Esto es lo que está pasando ahora!

¿Qué hace falta en Rusia?

Se hace necesario un buen líder y un grupo fuerte, que con una nueva hoja de ruta calme los ánimos y haga posible la colaboración de todos, hallando nuevos medios de financiación para el sostenimiento del Museo y de sus empleados. Toda acción ha de realizarse con Buena Voluntad y desde la más absoluta transparencia.

Hoy día, la acumulación de dinero, poder y fama, se asocian al éxito y la felicidad. Pero en realidad hay que decir que el dinero cobra toda su dimensión luminosa cuando se utiliza como un instrumento de servicio y ayuda.

Finalmente creemos que como en tiempos pasados “La Conciencia del Sabio” producirá el Rayo necesario para redimir toda esta agonía. ¡Filosofías! –diréis. ¡Pues no!

No importa cuán feroces sean los aguijones de las guerras visibles o invisibles, que se están dando ahora mismo, finalmente la luz volverá a brillar. El brote feroz de lo injusto será apagado por la radiactividad de un Orden Superior. Aunque se vuelva a empezar de cero y en otro lugar, el loto azul del corazón desplegará sus doce pétalos y un poderoso rayo de oro se derramará por países y naciones. El Arte, la Cultura y los Museos volverán a brillar en el sentido real del término, como una fina y sutil energía que unirá a todos los pueblos de la tierra. ¿Cuándo? No se sabe. Pero nosotros ya hemos puesto la primera huella humana, y sobre todo, pese a quien pese, el Centro-Museo Internacional Roerich de Moscú.

¡Ahora quieren hacer un nuevo Museo sobre la base del anterior y con otros dueños! ¿Cómo se le llama a eso? ¿Robo?

Aquí, “En el rincón del escritor” en el País Vasco y con el inicio de la primavera ya se ha izado de nuevo la Bandera de la Paz y de la Cultura. Este bello lugar del Jardín Roerich en la montaña, abre una vez más las puertas del privado Museo Bandera de la Paz para todas aquellas almas que quieran visitarnos. Y así llevamos: ¡20 años!

¡Viva el 82 Aniversario del Pacto Roerich!

Y recuerda: “sin lectura no hay vida”, ¡leer es vivir!

ADA Roerich