Archivos de Categoría: Museo

Arte y Ética Viva en España

Conferencias Internacionales en el ICR Museo Roerich de Moscú

Conferencias Internacionales en el ICR Museo Roerich de Moscú

Los partidos políticos en España deben de aplicar la Ética para limpiar los miedos imborrables.

Crónicas desde Moscú:

El Pacto Roerich “Historia y Modernidad” Una vez ha sido un privilegio para mi esposa y para mí, visitar y participar en la mesa presidencial del Museo de los Roerich conocido como ICR. En éste nuestro sexto viaje a Rusia, desde que recibimos la primera invitación del Museo en el año 2000, hemos podido apreciar un gran cambio a mejor en una ciudad que alcanza ya los 12 millones de habitantes. El parque automovilístico está totalmente renovado y moderno, los pasos de cebra se respetan y la gente por la calle es muy educada y nunca se tropiezan contigo aunque vayan mirando el teléfono móvil, algo que echo de menos en mi ciudad.

Una vez en el Museo ICR y gracias a las fotografías y documentales proyectados pudimos ver la necesidad que hay en la sociedad actual de que se conozcan los Artículos de El Pacto Roerich. El daño que se está haciendo en el Mundo a la Cultura y al Arte, es uno de los más graves de la Historia de la Humanidad. Tenemos que estar alerta ante los signos que se están dando en el Mundo.

Durante tres días se habló de la relevancia que tiene el activar los contenidos de El Pacto Roerich. Al destruir los Monumentos Artísticos, arqueológicos y los tesoros que la humanidad ha creado, se destruye también la Vida. La Gran Maestra del ICR, la Sra. Lyudmila V. Shaposhnikova como escritora, científica indóloga y estudiosa de la Meta-Ciencia y de la Filosofía Cósmica de los Roerich, nos señaló la importancia que tienen las formas arquitectónicas, los objetos creados con un fin, y los elementos arqueológicos, ya que llevan una carga de “energías finas” o sutiles que influyen en su entorno “vitalizando” -de un modo que no podemos ver- ¡la propia Vida!

Lyudmila V. Shaposhnikova  Directora del Centro-Museo Internacional de los Roerich en Moscú

Lyudmila V. Shaposhnikova Directora del Centro-Museo Internacional de los Roerich en Moscú

 De hecho Nicolás Roerich dice en sus escritos: Lo que el ojo llega a percibir, es tan sólo un “accidente”. Tal es la Naturaleza de lo que aún no vemos. Y añade: Horrible es la decadencia. Insoportable es la frialdad de la ignorancia.

Por ello la Sra. Shaposhnikova insistía en lo necesario de un lenguaje enteramente nuevo relacionado con la energía y la fuerza psíquica. Ella ha escrito: la cultura no muere, porque se basa en el espíritu de la energía.

Roerich ha dicho: “Ninguna espada puede frustrar el verdadero legado de la Cultura. La mente humana puede reducir temporalmente las fuentes primarias, pero a la hora predestinada volverá a ellos con renovada fortaleza de espíritu.” (N.K. Roerich. Cultura y civilización. M., 1994. S. 68). Y de nuevo añade: “¿Donde se originó la cultura es imposible de llegar a matar? Solo se puede matar a la civilización. La cultura como verdadero valor espiritual es inmortal “. (Ibid, p. 41).

Hoy día los Medios de Comunicación son en parte “títeres de una Fuerza Mayor” que juegan a intoxicar y crear espejismos según les convenga, y hacen que miremos en la dirección que les convenga para que no veamos la realidad de lo que realmente está pasando. Percibir la verdad nos salva. Una niebla energética ambiental se ciñe sobre occidente igual a las vísperas de la 2ª Guerra Mundial, según decían algunos académicos en Moscú. De ahí la importancia del mensaje de Nicolás K. Roerich sobre la Ética, un músculo moral a desarrollar ya mismo en Occidente (y no digamos ya en España). Quizás así mostraremos que no somos tan frívolos, decadentes, corruptos e inmorales, como aparecemos en las películas, series de TV y en los diversos medios.

Aplicar la Ética, limpia los miedos imborrables. La Ética Viva debe ser el pegamento entre la Ciencia, la Filosofía, la Espiritualidad y el Pensamiento. No estamos solos, algo más grande y muy superior a nosotros nos protege, y nos invita a la reconciliación. ¡Trabajemos en ello! El símbolo en las Jornadas de este año ha sido el lienzo: La Espada de la Paz. O lo que es lo mismo, ¡defendamos la Espiritualidad y la Ética! no apoyemos la fealdad, lo oscuro, el terror y la mediocridad. No premiemos las películas, seriales y toda obra artística que no lleve implícita la energía sutil de la Belleza.

Comencemos por no ver toda esa violencia y terror que tanto gusta recrearse Occidente con esas películas y seriales de TV tan macabras y fatalistas. Hagámoslo para crear una energética que haga posible la aparición de un mundo nuevo y mucho mejor.

Conferencias Roerich en Moscú

Conferencias Roerich en Moscú

 Nos llevamos en el Corazón lo aprendido en esos días, donde más de 20 conferenciantes, pertenecientes a prestigiosas Academias Científicas, Artísticas y Cosmonáuticas nos dieron todo su saber a la luz de las Enseñanzas dadas por los Roerich. Lo bueno es que ya son casi 150 las ciudades en toda Rusia donde cada escuela tiene su Bandera de la Paz Roerich y su Museo. Sí, ciertamente los logros son muchos, y nosotros tan sólo hemos visto y escuchado una pequeñísima parte. Pero una de esas pequeñas cosas que hemos aprendido sí es realmente grande, y es que ¡Nuestra existencia tiene un significado y un fin que se puede desentrañar con una comprensión global de la Filosofía práctica de los Roerich, el Arte, la Cultura, la Religión y la Naturaleza!

Leonardo Olazabal A.

Para saber más:

http://en.icr.su/work/conferencies/2015/index.php

www.shambala-roerich.com

Chismes y otras imprecisiones en torno a los Roerich

Cartel Plaza Roerich PICASA

Cuántas tonterías se dicen por ahí de la pintura de Roerich, de sus Maestros o de la Chintamani. Hay gente que le gusta fomentar el mal misterio. ¿Qué consiguen con ello? ¿dinero? ¿fama? O quizás, pasar tan sólo una tarde divertida.

El caso es que algunos ven en los lienzos más conocidos de Nicolás Roerich, los del Museo de Nueva York, todo tipo de fantasías, entre ellas: naves interplanetarias que en realidad son manchas del lienzo. Seres que se adentran en una cueva para visitar el Reino subterráneo de Agharta, cuando la verdad es que son sólo mineros que acuden a trabajar en una conocida región de Rusia. O como en el tríptico Fiat Rex, “Larga vida al Rey” (1931), donde aparece el Maestro M. llevando en su mano “un fragmento de la Chintamani”, el meteorito de Orión.

Ahora, estudiosos del material de la Herencia de la familia Roerich han encontrado una referencia de cuando se pintó ese cuadro. En ella se señala que Nicolás pintó “una corona con un diamante engarzado en señal de pureza y hermandad para ser puesta sobre la cabeza de un alto espíritu”. Esa es la bonita verdad y no los chismes que nos transmiten desde las Américas. Como ya se ha dicho en numerosas ocasiones desde Rusia: “El estudio del Patrimonio de la Familia Roerich, requiere el dominio de una importante formación científica y cultural, y no se puede colocar en las manos de gente incompetente y sin educación, tan profuso tesoro.”

 

http://shambala-roerich.com/blog/ay-de-aquellos-que-recorren-el-sendero-espiritual-sin-etica/

Leo y la Bandera de la Paz en La Colina de Laurel

Leo y la Bandera de la Paz en La Colina de Laurel

 Y seguimos con la zanahoria que nos quieren poner los tontos para seguir por el camino que ellos nos marcan. ¿Tan distraída esta nuestra mente que no sabemos apreciar por nosotros mismos la verdadera Sabiduría que está ahí, ante nosotros? Y que ¡no es la zanahoria!

Necesitamos verdaderos Guías-Maestros con el carácter de un ser auténtico, ver: http://shambala-roerich.com/blog/el-maestro/

Leer más ...