Archivos de Categoría: Prensa

La Consagración de la Primavera

A PROPÓSITO DE LA CONSAGRACIÓN DE LA PRIMAVERA

  El pasado 29 de mayo supuso el centenario de la premiere de La Consagración de la Primavera en el teatro parisino Des Champs Elysées, con libreto de Igor Stravinski, coreografía de Nijinsky para los Ballets Rusos de Diaguilev, dirección de orquesta de Pierre Monteux, así como decorados y vestuario de Nicolás Roerich.

Su inauguración supuso un auténtico escándalo en el ámbito cultural de París por su apuesta renovadora y experimental ante un público de gustos más conservadores, a excepción de ciertas figuras de la vanguardia cultural, que se situaban en los palcos, como Debussy, Ravel, Picasso, Jean Cocteau y Coco Chanel, entre otros.

Leer más ...

El Mini-Balneario de Ereño (Bedia)

El Mini-Balneario de Ereño (Bedia) en la novela de “La Colina de Laurel” de Leonardo Olazabal. La madre y el padre bajarían andando hasta el balneario de aguas sulfurosas (Uratza) conocido como bañu-etxe (casa de baños) junto al río Lekubaso («lugar del bosque») a las faldas de Ereño… …

Desde hace unos años se hallaba cerrado al público, ya que se había convertido en un «lugar de encuentros», donde ciertos señoritos de la ciudad se hacían los encontradizos con sus amantes… Desde aquí cogerían un carro que les llevaría con los bultos de viaje hasta el pueblo y de éste al tranvía para dirigirse a la ciudad de Bilbao.

Los abuelos Esperanza y Antonio se harían compañía. Él apenas alcanzaba a dar de comer a los animales de la granja; lo hacía con paso pausado, protegiendo su abdomen y riñones con una larga faja negra que tenía más de seis metros de longitud y que la abuela enrollaba, mientras él daba vueltas, con sumo cuidado a su alrededor.

Leer más ...

ENTREGA DEL ESTANTARTE DE LA PAZ ROERICH EN LONDRES

 Londres

La vieja y solemne ciudad de Londres ha sido el marco ideal para unir dos fuerzas extraordinarias. Por un lado el símbolo de la Bandera de la Paz Roerich y por el otro la ciencia holística de la Radiónica.

Dos fuerzas o expresiones, aún embrionarias, pues ambas surgieron en los años 20 del siglo pasado. Una nos habla de “armonía, paz y belleza”, la otra de “energía sutil, curación y equilibrio natural”. Ambas unidas nos hablan de esperanza para el futuro, de cooperación y aceleración de la conciencia humana.

Leer más ...

Las andanzas de una familia desde un caserío de Bedia hasta el Himalaya

LEONARDO OLAZABAL

ESCRITOR Y DIRECTOR DEL MUSEO ROERICH ETXEA DE BEDlA

“La novela mezcla las andanzas de una familia desde un caserío de Bedia hasta el Himalaya” Leonardo Olazabal acaba de presentar la novela ‘La Colina de laurel y Kalagiya, el Canto de Shangri-La’ de Ediciones Letra Clara, una obra que arranca con las historias de antaño de las que es protagonista un caserío del siglo XVIII, ubicado en la bella colina de Bedia, Bizkaia.

AINHOA AGIRREGOIKOA “Mi novela presenta los valores genuinos que levantan países y a las almas dormidas”. “La figura de los abuelos y de la mujer protagonizan cada una de las partes de la obra”. BILBAO.

Leonardo Olazabal acaba de editar su séptima obra, que en esta ocasión representa su primera novela. El libro, publicado por Ediciones Letra Clara, mezcla historias de antaño de las que es protagonista su caserío del siglo XVIII, ubicado en Bedia, en un recorrido que va por las localidades vascas de Irún y Bilbao para continuar por Francia, India y China-Tíbet, paisajes todos ellos donde se desarrollan sus personajes. Pero además de escritor, Leonardo es director del Museo Roerich Etxea y presidente de la asociación Cultural no-lucrativa ADA, ambas presentes en el municipio de Bedia desde hace 14 años.

Leer más ...

2012 el año de Bedia

OLYMPUS DIGITAL CAMERAUn pueblo tranquilo del País Vasco que ve nacer una novela desde el corazón mismo de un caserío con varios siglos de antigüedad y hoy Patrimonio Artístico y Cultural.

Su autor, vecino del municipio, nos habla de valor, humanidad, esperanza y paz, fruto de la buena sensibilidad y educación de padres y abuelos que a la sombra del viejo Baserri inculcan con paciencia a hijos y nietos su amor por la tierra y el mundo. …

Tras ello venía el descanso de las primeras horas de la tarde, el momento en el que el abuelo Antonio aprovechaba para encender de nuevo su pipa (la mayor parte del tiempo dejaba que se le apagara) y descansar así a la sombra del caserío.

Para entonces Amaia ya había hecho la mayoría de las compras y se acercaba a la confitería Santiaguito, donde era menester comprar los caramelos gigantes que gustaban tanto a los niños, caramelos que se derretían en las manos y por las que se chupaba hasta el papel para no dejar nada en el envoltorio del preciado dulce.

Leer más ...