Archivos de Categoría: Prensa

ENTREGA DEL ESTANTARTE DE LA PAZ ROERICH EN LONDRES

 Londres

La vieja y solemne ciudad de Londres ha sido el marco ideal para unir dos fuerzas extraordinarias. Por un lado el símbolo de la Bandera de la Paz Roerich y por el otro la ciencia holística de la Radiónica.

Dos fuerzas o expresiones, aún embrionarias, pues ambas surgieron en los años 20 del siglo pasado. Una nos habla de “armonía, paz y belleza”, la otra de “energía sutil, curación y equilibrio natural”. Ambas unidas nos hablan de esperanza para el futuro, de cooperación y aceleración de la conciencia humana.

Leer más ...

Las andanzas de una familia desde un caserío de Bedia hasta el Himalaya

LEONARDO OLAZABAL

ESCRITOR Y DIRECTOR DEL MUSEO ROERICH ETXEA DE BEDlA

“La novela mezcla las andanzas de una familia desde un caserío de Bedia hasta el Himalaya” Leonardo Olazabal acaba de presentar la novela ‘La Colina de laurel y Kalagiya, el Canto de Shangri-La’ de Ediciones Letra Clara, una obra que arranca con las historias de antaño de las que es protagonista un caserío del siglo XVIII, ubicado en la bella colina de Bedia, Bizkaia.

AINHOA AGIRREGOIKOA “Mi novela presenta los valores genuinos que levantan países y a las almas dormidas”. “La figura de los abuelos y de la mujer protagonizan cada una de las partes de la obra”. BILBAO.

Leonardo Olazabal acaba de editar su séptima obra, que en esta ocasión representa su primera novela. El libro, publicado por Ediciones Letra Clara, mezcla historias de antaño de las que es protagonista su caserío del siglo XVIII, ubicado en Bedia, en un recorrido que va por las localidades vascas de Irún y Bilbao para continuar por Francia, India y China-Tíbet, paisajes todos ellos donde se desarrollan sus personajes. Pero además de escritor, Leonardo es director del Museo Roerich Etxea y presidente de la asociación Cultural no-lucrativa ADA, ambas presentes en el municipio de Bedia desde hace 14 años.

Leer más ...

2012 el año de Bedia

OLYMPUS DIGITAL CAMERAUn pueblo tranquilo del País Vasco que ve nacer una novela desde el corazón mismo de un caserío con varios siglos de antigüedad y hoy Patrimonio Artístico y Cultural.

Su autor, vecino del municipio, nos habla de valor, humanidad, esperanza y paz, fruto de la buena sensibilidad y educación de padres y abuelos que a la sombra del viejo Baserri inculcan con paciencia a hijos y nietos su amor por la tierra y el mundo. …

Tras ello venía el descanso de las primeras horas de la tarde, el momento en el que el abuelo Antonio aprovechaba para encender de nuevo su pipa (la mayor parte del tiempo dejaba que se le apagara) y descansar así a la sombra del caserío.

Para entonces Amaia ya había hecho la mayoría de las compras y se acercaba a la confitería Santiaguito, donde era menester comprar los caramelos gigantes que gustaban tanto a los niños, caramelos que se derretían en las manos y por las que se chupaba hasta el papel para no dejar nada en el envoltorio del preciado dulce.

Leer más ...

Perfume La madre del mundo ©

PERFUME LA MADRE DEL MUNDO ©

El perfume “La Madre del Mundo” es un perfume natural, inspirado en los escritos de Helena Roerich y en los trabajos de su hijo Svetoslav en Bangalore, India. Svetoslav, creó en su día para su madre un bálsamo que llevaba el mismo nombre.
El protagonismo de este perfume se enmarca en la aromaterapia energética. El mismo va dirigido al cuerpo sutil, y su cualidad es la de Reequilibrar el Fuego Ardiente, como se conoce en el Agni-Yoga, las enseñanzas de los Roerich, protegiéndonos de muchas enfermedades.
La energía contenida en el Almizcle, la fragancia o poder de la Rosa, y las cualidades vitalistas del Cedro -además de otras flores y plantas- penetran en nuestra anatomía sutil y alivia los conflictos del Chakra Corazón y al corazón mismo. Nutre los órganos débiles, a la par que fortalece los cambios que se dan en los demás centros energéticos en el devenir de la vida de Servicio. Inspirar su aroma nos lleva del conflicto a la armonía, y aminora la irritabilidad tan propia de los estudiantes en el Sendero Espiritual.
El perfume “La Madre del Mundo” nos protege y ayuda a reconectar con el Alma. En los estados de silencio o meditación facilita la percepción y las ideaciones de nuestra mente superior. Si se sigue una práctica espiritual, poco a poco sensibiliza y despierta el sentido supersensorio del olfato, y nos permite reconectarnos con nuestro verdadero origen espiritual.
En Oriente se dice que los Devas (Ángeles) y Mahatmas (Maestros) del Reino Sutil se sienten atraídos por los perfumes y fragancias naturales del mundo de las flores, resinas, maderas y de las hierbas.
Yoguis, lamas y místicos de todos los continentes, tienen registros del “olor a sagrado”, una exudación mística y aúrica con olor a rosas, o incienso, benjuí, jazmín, loto, orquídea, violeta, almizcle…

CÓMO USARLO

Leer más ...

Investigación en París

  Investigación…
Tras la pista de un retrato de Nicolás Roerich
pintado por Svetoslav

         Me desplacé a la bonita ciudad de París junto a mi mujer Petri y mi hija Idoia. Detrás estaba la investigación del paradero del cuadro “Nicholas Roerich with Sacred Casket” (Nicolás Roerich con el Cofre Sagrado), realizada por su hijo Svetoslav en el año 1928. Soñé con el cuadro en repetidas ocasiones, lo que no es extraño habida cuenta de que estoy las 24 horas del día dedicado al estudio de la ingente obra que ha producido el conjunto de la familia Roerich. Además una reproducción del mismo nos acompaña en nuestro hogar desde hace más de un cuarto de siglo. 
      Según informaciones de Internet procedentes de Estonia, este cuadro se hallaba en el Museo Luxemburgo de París, y desde hacía ya un mes y medio yo había iniciado una conexión epistolar con este museo, donde me informaron que muchos cuadros de aquella época fueron trasladados al Museo Nacional de Arte Moderno Georges Pompidou.
      Nos desplazamos entonces al Centro Pompidou para ver si esto era verdad, y comprobamos que la pintura no estaba allí. Así que, tras la visita de ciertos lugares especiales de esta esotérica ciudad, continuamos el trabajo epistolar y de investigación.
      Averiguamos que en el mismo Museo Pompidou figura otro retrato de Nicolás Roerich realizado por su hijo, pero se trata de otra pintura ejecutada en 1938. Esta pintura pertenecía al Centro Roerich de París, muy activo en la década de los años treinta, y que guardaban una colección de pinturas prestadas a ellos por el Museo Roerich de  Nueva York.
      Volviendo a investigar en Internet, un lugar donde se da por igual la buena información como también la basura y confusión informativa, nos encontramos con que se decía que el citado cuadro se hallaba en el museo del Louvre. Pronto pudimos comprobar que no era cierto, ya que desde el Departamento de Conservación del Louvre nos confirmaron que la mayoría de las obras ejecutadas por artistas nacidos después de 1820, fueron trasladadas al Museo de Orsay, y por lo tanto ellos no la tenían.
      Una vez puesto en contacto con el Museo de Orsay para obtener respuesta, la responsable del servicio de Documentación aseguró que el cuadro “Nicholas Roerich with Sacred Casket, de 1928” no figura en las colecciones del Museo, pero sugirió que consultara en el Museo Nacional de Arte Moderno de París, el cual conserva las obras de colecciones posteriores a 1914.
      También nos dijeron que según ciertos escritos, un lienzo de Roerich habría sido escondido –por la llegada de los alemanes en 1940– en una embajada de un país de Europa del Este, y que luego desapareció…
      Nada más lejos de la realidad. Ya que un tiempo después por fin descubrí que el citado cuadro nunca había estado en Europa y mucho menos en Francia. En palabras de Daniel Entin, Director del Museo Roerich de NYC: ¡el cuadro nunca salió de América! Lo tiene una persona particular, seguidora de Roerich, en su propio hogar en Arizona.
      Por lo tanto, queda desmentido que el cuadro se hallara en el Museo de Luxemburgo, como afirmaba la Sociedad Roerich de Estonia, ni tampoco se halla en el Museo del Louvre, como aparece en la web del Museo Virtual N. Roerich, que ahora tendrán que corregirlo.
      Por mi parte ¡Misión cumplida! El cuadro está bien localizado y bien hallado, ahora volveré a soñar con él de otra manera. ¿Me revelará algún secreto más de los que ya me ha hecho durante estos últimos años?
                                                            Om Tat Sat.
                                                 Leonardo Olazabal Amaral
    Shanga Maitreya del Museo Bandera de la Paz N. Roerich –Spain–