18 de mayo de 2019

El Master Building Museo Roerich de N.Y.C.

Con motivo de la inauguración del nuevo museo Roerich en el Master Building de Nueva York en el año 1929 la discípula de los Roerich Frances R. Grant escribió:

Es una satisfacción para los constructores de una fundación ver las torres de la estructura para la cual han puesto la base. De ahí, una alegría razonable acompaña una retrospección del año 1929 para los Administradores del Museo Roerich.

En este año, el progreso del Museo Roerich se ha materializado en el nuevo Edificio del Museo Roerich; y su objetivo de crecimiento como fuerza dinámica para la belleza ha quedado simbolizado en su nueva estructura. Durante el período de enero a octubre de 1929, mientras los arquitectos y los trabajadores trabajaban para levantar el gran macizo de acero y de ladrillo, los Administradores del Museo Roerich, en sus barrios temporales en la calle 305 West 105th, estaban ocupados preparándose para la estructura “interna”, si así se le puede denominar. Porque, al igual que cualquier ser, una institución tiene su aspecto diverso -y el espíritu que debe invertir la estructura es la más potente. De ahí la mayor parte del año 1929 se dedicó a un silencio análogo a las pausas reveladoras en la música, que contribuyen tan creativamente a la estructura entera de la sinfonía. Previendo la anchura de expansión que vendría con la apertura del nuevo edificio, estos meses se dedicaron a la planificación intensiva de nuevas actividades que encontrarían la salida en el ámbito ampliado que ofrece el nuevo edificio.

El primer festival en el nuevo edificio, por así decirlo, ocurrió el 24 de marzo de 1929, cuando se colocó la Piedra Angular del Museo Roerich. Bajo el dosel de la red de acero, en el todavía inacabado Hall de Naciones, tuvo lugar el programa. Una alegría verdaderamente festiva acompañó el día y las banderas de todas las naciones que decoraban el salón parecían tener pruebas del futuro rendimiento internacional de la cultura que podría encontrar salida en este hogar americano del arte.

El programa del día, con el Sr. Harvey Wiley Corbett presidiendo, incluyó los siguientes conferenciantes:

El Reverendo Jules Chaperon, el Dr. James Sullivan, el Dr. A. Colmo, Sr. Luis Feliú-H. El Honorable Mario del Pino, Honorable John Q. Tilson, la Srta. Frances R. Grant, el Dr. Christian Brinton, el Dr. Charles Wharton Stork, el Sr. Louis L. Horch.

Después de la dedicada ceremonia, la cual permanece en la memoria por su belleza de espíritu para todos los que fueron testigo de ello, el antiguo Cofre Rajput que llevaba los objetos de interés significativos de las Instituciones, fue llevado por el Sr. Louis L. Horch, el Presidente, y se cementó en el granito gris de la piedra angular, para prestar allí su magnetismo benéfico al futuro de nuestro trabajo.

Mas allá del programa, que se desarrolló en la estructura misma del Museo Roerich, el día encontró eco en muchos países y en el corazón de aquellos, en todos los países, que trabajan por la Belleza. El significado del día fue realzado por los miles de mensajes que llegaron al Museo de todas las partes del mundo.

Como el programa y la ocasión de la Colocación de la Piedra angular se imprimió detalladamente en “la Piedra angular”, la publicación de la Prensa del Museo Roerich, aquí lo mencionamos sólo en resumen.

… Éste es un adecuado edificio para encarnar esta nueva expresión de pensamiento y arte. Como Victor Hugo indicó en su libro, “Notre Dame de París”, cada período de la historia de la humanidad tuvo su arquitectura especial para encarnar al genio religioso contemporáneo…

…Vamos a comenzar por el camino del contraste. Hace ocho años en un modesto cuarto de la calle West 54th nació la visión y el ideal que estamos dedicando esta noche.

Durante más de treinta se gestó en la mente, en el corazón y en el espíritu de Nicolás Roerich. Pero, como suele ser el destino de todas las cosas fundamentales, nació de forma sencilla. Y recuerdo, cuando alguien preguntaba a Nicolás Roerich: “¿Es posible que algo con un ideal tan grande pueda nacer así tan simplemente?”

Él contestó: “Todo lo que necesitamos es una habitación no más grande que la celda de Fray Angélico, y si el ideal que es concebido es verdadero, y si el trabajo que se lleva al servicio es sincero, esta semilla crecerá.”

Y por lo visto el ideal que se concibió era verdadero, y el servicio que se llevó era sincero, ya que la semilla realmente creció y floreció.

Muchas veces en aquellos ocho años nos llamaron cultistas y entusiastas. Somos cultistas, si es un culto para creer que la belleza es la fuerza de soldadura entre hombres. Somos entusiastas, si es el entusiasmo de creer que sirviendo a la belleza y al arte servimos a la evolución de humanidad. Pero en este cultismo y en este entusiasmo seguiremos nuestro edificio.

Sólo de momento, ya que esencialmente pertenece al futuro. Pero no hay ningún futuro, no hay ningún nuevo alba, que no tenga su Urusvati, su estrella de la mañana. Y la estrella de la mañana de nuestro trabajo, el rayo que nos ha guiado en momentos cuando incluso encontramos el camino oscuro, ha sido la inspiración y experiencia en los cuarenta años de actividad de Nicolás Roerich.

Pertenece a los archivos de Leonardo Olazabal

MENSAJES DE FELICITACIÓN

La apertura del Museo Roerich encontró eco en numerosos países que enviaron sus mensajes y felicitaciones a los Administradores del Museo Roerich.

Entre cientos de mensajes recibidos he aquí los siguientes:

El Sr. Marqués d’Andigne, Presidente del Consejo Municipal de París, y Presidente Honorario de la Asociación Francesa de Sociedad de Amigos del Museo Roerich:

Estoy contento de responder al deseo que se me ha expresado -para manifestar, a través de un mensaje, la presencia espiritual de la Ciudad de París en la ceremonia de inauguración del Museo Roerich.

París saluda la nueva Institución destinada a ampliar la magnífica actividad creativa ejercida por el profesor Nicolás Roerich en el campo del Pensamiento, del Arte y de la Ciencia.

Agradecemos y reconocemos el tributo que tal Líder tiene el honor de brindarnos cuando declara que es a París al que debe, en parte, su desarrollo intelectual y artístico. Así que nos hace pensar, con cierto orgullo legítimo, que una chispa surgida de la antorcha Parisina está en el origen de los rayos enviados por este nuevo Centro que arde en la otra orilla del Atlántico.

Pero, antes que nada, nuestro homenaje, el homenaje de la Ciudad, va siempre espontáneamente a las mentes nobles que cultivan el Arte y la Ciencia en la forma de ética superior, esforzándose por incitar a los hombres a establecer relaciones de amistad y afecto.

Ese culto de serena Belleza, esa fe instintiva en el ser humano…

….. Mingyur Dorje, Profesor de Tibetano, Escuela Secundaria del Gobierno:

Gracias sinceras por su atenta nota del día 30 y por la invitación cortés de asistir a la ocasión mencionada allí. Cuánto anhelo estar presente en persona, pero estando al otro lado del mundo, no seré capaz de asistir, y por ello mi espíritu estará sin duda entre aquellos del 17 de octubre a las nueve de la tarde.

Mis profundos respetos al venerable Profesor Roerich y mis felicidades sinceras.

…. El jueves, 17 de diciembre, el Profesor Roerich ofreció una memorable conferencia sobre el Arte a los estudiantes de M.I. Fue acogida con gran entusiasmo.

Ignacio Zuloaga. Pintor vasco Miembro de Honor del Museo Nicholas Roerich de N.Y.C.

Dos nuevas clases se dedicaron recientemente a Ignacio Zuloaga (País Vasco –Spain-) y Rabindranath Tagore. Se recibió un telegrama de agradecimiento de Zuloaga y otro de Tagore dirigidas a Nicolás Roerich, Fundador del Master Institute.

Otro factor del interés fue la variedad de personas que ha deseado vivir aquí; aunque muchos sean trabajadores creativos en las artes -escritores, artistas, profesores o músicos- un gran número de ellos son quienes contribuyen al arte y valoración y por tanto el deseo de vivir dentro de la provincia de su influencia.

Otro aspecto del trabajo del Museo que ha permitido centrar un interés popular y convertirse en un plan de encuentro para la gente de la casa, así como la de fuera, ha sido el Salón Roerich. El plan de un Cine de Arte era inaugurado y las demandas de conciertos, conferencias u otras actividades han obligado a los Administradores a inaugurar un programa entero de actividades culturales.

Es grato sin embargo ver el grado al cual, después de unos meses de existencia, ha llegado a ser la Sala Roerich como un centro de actividad cultural. Además de los programas conducidos allí por la Sociedad de Amigos del Museo Roerich, fueron organizados espléndidos recitales por artistas como Tansman, Mme. Kurenko, Mme. Charlotte Lund, producciones de ópera para niños, el Conjunto Casadesus, Instrumentos Antiguos y otros eventos espléndidos de manera similar.

En auditóriums más pequeños del Museo, los grupos han sido el arma para atraer varias organizaciones y grupos, y tuvieron el placer de muchas organizaciones significativas, la Liga para la Protección del Riverside Park y el Gremio Astrológico, y otras sociedades han mantenido sus reuniones aquí.

Museo Asiático de Biarritz

El Restaurante, que es utilizado ahora no sólo por el personal del Museo y los miembros, sino por numerosos amigos del exterior, ha ganado una reputación espléndida. Su encanto esencial es la excelencia de la gestión, que ha añadido la presencia en el edificio de arte, de numerosos tés, almuerzos y cenas, fortaleciendo así su función como un centro de interés humano y social.

…. Además, el Museo ha ampliado el uso libre de su auditoriums y sus salas de conferencias.

Los directivos de la Sociedad de Amigos del Museo Roerich elegidos para el año 1929-1930 son así: Theophile Schneider, presidente; el Dr. Forest Grant, Mary Siegrist, el Dr. Charles Fleischer, Nettie S. Horch, Henry Judson, Natacha Rambova, Leon Dabo, y Talbot Mundy, Vicepresidentes; Sidney Newberger permanece como Secretario-Tesorero.

La Sociedad de Amigos del Museo Roerich ha ampliado una resolución de agradecimiento al Dr. Charles Wharton Stork por sus grandes esfuerzos, como primer Presidente de la Sociedad, durante sus dos años inaugurales.

Pruebas de la amplia demanda de la Sociedad de Amigos del Museo Roerich, se muestran en el aumento de sus miembros, que ahora asciende aproximadamente a seiscientos cincuenta. Una indicación adicional de su amplia influencia es la variedad de sus miembros, que alista a representantes de todos los campos de trabajadores creativos y amantes del arte.

Durante la temporada corriente, con las posibilidades permitidas en el nuevo edificio del Museo Roerich, la Sociedad de Amigos del Museo de Roerich inauguró un programa extenso de actividades culturales y educativas. Conferencias de amplias fases de las artes, así como numerosos decretos han sido planificados por artistas distinguidos y conferenciantes. Entre las conferencias que han dado, son: Introducción a la lectura, por Leon Dabo, “¿El arte – Qué es? ” y una conferencia: “Rusia a través del Ojo del Artista”, por el Dr. Christian Brinton. La señorita Frances Grant habló sobre “El Arte de Nicolás Roerich”, y una lectura sobre “Peer Gynt” dio Bertha Kunz Baker. Además, el Sr. Bernard Wagenaar, conocido compositor, dio una serie de lectura-recitales semanales sobre la apreciación de la música.

Manly P. Hall (Master of the misteries):

Maestro de Misterios

M.P.Hall era especialmente popular como conferenciante en los auditorios del Edificio de 29 pisos del Museo Roerich (MB) en Riverside Drive, de Nueva York, que había sido construido por el artista ruso y místico Nicolás Roerich para mostrar sus pinturas y ser un centro creativo de escritores excepcionales, líderes espirituales y artistas. Los primeros pisos alojaban las pinturas de Roerich. Pero una suite del ático del piso superior con vistas espectaculares al río Hudson y a todas direcciones de la ciudad se utilizaba para reuniones privadas y exploraciones ocultas. Manly P. Hall, que había sido invitado a dar una serie de conferencias y clases en el museo, era un participante regular en las performances elaboradas por la coreógrafa y bailarina Natacha Rambova, la ex-esposa del ídolo de la pantalla Rudolph Valentino, por el escritor Teósofo Talbot Mundy, el periodista convertido a filósofo Paul Brunton, y por Svetoslav y George Roerich, los espléndidos hijos de Nicolás y Helena Roerich.

Hall al principio planeó pasar un mes o más en el Museo Roerich y en otra parte de Nueva York, pero amplió su viaje para incluir una serie de conferencias en el Templo Pythian. Durante su viaje de seis meses, Hall presentó más de cien conferencias y entrevistas de radio. También invirtió tiempo durante su agenda apretada para estudiar escultura en el museo, y más tarde formó semejanzas notables de la teósofa Blavatsky, el filósofo Masónico Pike y Mahatma Gandhi.

Pertenece a los archivos de Leonardo Olazabal

Los tiempos cambiaban rápido. Incluso la glamurosa amiga de Hall, la mística y aventurera Natacha Rambova, dejó la escritura automática y el espiritualismo a favor del yoga (Raja-Yoga) y las actividades arqueológicas científicas (Egiptología). La madre de Rambova, una teósofa que se consideraba a sí misma como una especie de pionera espiritual (en California), regaló a Hall un gran retrato de “la Esfinge Rusa” Madame Blavatsky que tenía colgado durante años en la sala de reuniones de su castillo de Francia.

Y la historia continúa en España… ADA Roerich