“Cuando lleguen los días de oscuridad, en el que el mundo se sumerja en el materialismo más destructivo, donde la baja conciencia y los instintos más depravados tengan carta de una mal interpretada libertad; Una antigua profecía de Oriente dice… “      
Cuando lleguen los días de oscuridad, en el que el mundo se sumerja en el materialismo más destructivo, donde la baja conciencia y los instintos más depravados tengan carta de una mal interpretada libertad;

cuando los yoguis renunciantes, ascetas o faquires, del llamado Oriente (Este), sean vilipendiados, arrastrados y golpeados; y en el Occidente (Oeste) los pobres, mendigos o indigentes sean quemados y asesinados;

cuando los ladrones ocupen el puesto de gobernantes y directivos;

cuando la corrupción y la esclavitud humana sea moneda de cambio;

cuando la juventud sea anestesiada por mentes perversas; cuando todo esto se comunique como un terremoto de un país a otro;

cuando la humanidad pierda el fundamento de la verdadera enseñanza, entonces, y sólo entonces… será el momento apropiado para que una Fuerza Sin-Nombre, procedente del Norte Espiritual (Norte Geográfico) ¿Altai-Siberia? o ¿Himalaya-Darjeeling? ¡aparezca!

Ese Nuevo Poder, con un brillo sin precedentes, traerá la purificación necesaria.

Una radiación que será asumida por toda la humanidad y será el comienzo de una verdadera civilización.

Esto ocurrirá en La Era de Maitreya, el futuro Quinto Buda, o en su sucesora, la Era de Karmapa, el Sexto Buda.