Lecturas de las obras de Helena Roerich y del Agni-Yoga
 (Todos los domingos primeros de mes de 5 a 9 de la tarde)
 Casa de Exposiciones Roerich
Cartas de Helena Roerich Tomo I (1929-1938)

  Sobre la depresión en el caminar por el sendero de la vida:   Extracto de la carta: 2 de junio de 1934  

Me dices que estás cansado, que estás luchando contra la depresión y que no estás seguro si la vas a conquistar. ¡Por supuesto que lo harás! Recuerda que estos ataques de melancolía no siempre vienen de nuestro interior sino que, con frecuencia son el resultado de las tensiones sin precedentes en la atmósfera que nos rodea. Tan pronto como cambien las corrientes, esos estados de ánimo deberían cambiar.

Tú estás en lo cierto cuando escribes que “un guerrero abrumado puede esperar recibir una ayuda inesperada y milagrosa.” Sin embargo, tú deberías permitir que este maravilloso Poder juzgue cuando pueda llegar. Con frecuencia, hemos estado en las circunstancias más difíciles y hemos pensado que no íbamos ser capaces de soportarlo. Cuando ya habíamos agotado todos nuestros recursos, luego de un continuo sufrimiento, esa ayuda llegó de la manera más inesperada.

La Enseñanza de la Vida nos enseña que sólo a través de los obstáculos es como crecemos y es a través de ellos que aprendemos y agudizamos nuestras habilidades. Y, hablando verdaderamente, ¿cómo sino de esta manera podríamos templar nuestro espíritu?

Por favor, no imagines que los discípulos y los servidores de la Luz anden en un camino cubierto de rosas. No, su camino está lleno de espinas y mientras más cerca se está de la Luz, las órdenes que se reciben son más difíciles y conllevan más responsabilidad.

Primero, el camino de la Enseñanza, el camino del Servicio, es el camino de la abnegación y sacrificio. Pero el camino es alegre cuando el corazón está lleno de amor por la Jerarquía de la Luz—¡las espinas se vuelven como fresias  fragantes!

Un ejemplo de tal servicio es dado por N. K. ¡Si tú supieras la carga que tiene, te horrorizarías, ya que su carga es verdaderamente enorme! Pero él está tan lleno de amor, devoción y deseo de lucha que el acepta todo con gran júbilo y está listo para darse por entero por el Bien Común.

¿No es motivo de júbilo saber que estamos cumpliendo nuestro deber en favor de la humanidad? ¡Qué hermoso y poderoso concepto es el cumplimiento de nuestro deber! Todos los héroes cumplen su deber. Y tú, siendo un guerrero, deberías particularmente apreciar esta idea del deber. Por lo tanto, estoy tan convencida que tú vencerás la depresión así como también los susurros de las tinieblas y todas las dudas y los miedos. Tú dices que tienes tu arma; así que, si tu conciencia piensa que es un arma y no sólo un símbolo, entonces vencerás. La Enseñanza, bien entendida y aplicada, es nuestra mejor arma…

 Sobre la Valentía:

  Extracto  de la Carta: 22 de Julio de 1935  

La Enseñanza de la Ética Viviente no es de ninguna manera para el débil de corazón y por lo tanto, sólo las almas que han sido puestas a prueba se deben aceptar en este grupo – lo que cuenta es la calidad, no la cantidad. Si no hay suficientes corazones fuertes, es mejor no empezar. Uno no debe profanar la Enseñanza de la Luz y además, nosotros no somos misioneros. En la Enseñanza se ha dicho que cualquiera que sea atraído a la fuerza se volverá una “piedra de molino alrededor del cuello”.

Nosotros estamos buscando almas libres, liberadas de todos los miedos. “La Enseñanza no son nueces azucaradas ni tampoco un dije de plata. La Enseñanza es un rica veta de plata.” Los libros de la Enseñanza se esparcirán, y, lo que es más importante, caerán en las manos adecuadas. Son muchas las almas buscando Luz y nuevos valores en medio del caos y de conceptos excelsos menospreciados y degradados.

De todos los rincones del mundo llegan interrogantes y ruegos por más conocimiento acerca de cómo enlistarse en el Ejército de la Luz. Por eso es tan gozoso para nosotros cargar nuestra lámpara.

Tú escribes sobre tener precaución, ¿pero quién mejor que yo para saber de la necesidad de tenerla? Pero también conozco la valentía, la osadía creativa y sobre todo, el gran equilibrio. Por lo tanto, la precaución no debe convertirse en miedo que surja de la persecución, ni la osadía se debe convertir en jactancia insensata. Sin embargo, debido a mi propia naturaleza, prefiero lo segundo; yo creo en el sabio proverbio, “Dios ayuda al valiente”, y también en este otro, un poco más prosaico: “Tener miedo a los lobos significa no ir al bosque y no coger setas”. Por tanto, digamos que la precaución se debe combinar con la osadía y debería ser aplicada con un justo medio de acuerdo a las circunstancias y condiciones. Pero las chispas de Luz, las que encienden las nuevas conciencias, se deben moldear en el espacio, ya que de otra manera, ¿dónde estaría el Principio Guiador? Sin estas chispas de Luz, todo se hundiría en la oscuridad y el deterioro…

 Sobre el karma de la Humanidad y la destrucción del Planeta:

Extracto de la carta: 8 de octubre de 1935

1. En realidad, el hombre no puede librarse completamente del karma, pues el karma es vida. El cumplimiento de un ciclo de karma de cualquier duración, depende de nuestro crecimiento espiritual y también de la misión que hayamos emprendido en un cierto ciclo. Esto significa que, luego de haber adquirido cierto conocimiento de la Enseñanza y después de un intervalo (unas vacaciones, por así decirlo), tenemos que comenzar con el siguiente grado superior y así sucesivamente hasta el infinito. Estas “vacaciones” pueden ser ese lugar de reposo donde no hay “lágrimas ni suspiros”. Pero no hay vacación que dure para siempre aunque esta podría prolongarse por miles de años, en consecuencia, no existe descanso “eterno”.  

2. Existe un continuo nacimiento y desintegración de mundos en el Cosmos. A menudo, los mundos que se están desintegrando están todavía muy lejos de completar su evolución y hay muchas razones para su destrucción. Una de las razones más deplorables es el espíritu entumecido de la humanidad que habita el planeta.

Y nuestra Tierra está en peligro de destruirse antes de completar su evolución predestinada. Los crímenes de la gente y el entumecimiento de su espíritu han creado tales emanaciones alrededor de nuestro planeta, que los rayos benéficos son incapaces de alcanzarla. Nuestro planeta podría terminar su existencia con una gigantesca explosión… Por eso es que se ha hecho tan apremiante la transmisión de la Enseñanza de Vida y porque tantos inusuales augurios se están esparciendo sobre la Tierra. ¡Pero la gente está ciega y sorda! Es esencial despertar el espíritu humano! Ciertamente, ¡el destino del planeta está en las manos de la misma humanidad!…

***

 “Las caras de las personas revelarán sus verdaderas personalidades y es importante aprender a discernirlas. Para aquellos que han escogido el camino del Gran Servicio por la humanidad, la discriminación es la piedra de toque; es el primer requisito y condición en el sendero del verdadero discipulado. Por lo tanto, en cierto nivel del desarrollo espiritual seremos capaces de ver ocultamente la escultura del espíritu de aquellos que nos rodean y que se nos acercan. Sin la adquisición de esta habilidad la esperanza de ser aceptado es en vano ya que ¿cómo se podría aceptar a un discípulo que no es capaz de discriminar la Luz de las tinieblas o discriminar entre un amigo y un traidor?”

                                                                        Helena Roerich