El sendero es, en consecuencia, donde se adquiere una constante expansión de conciencia con acrecentada sensibilidad a las vibraciones superiores. Esto se manifiesta al principio como sensibilidad a la voz interna, una de las facultades más necesarias en un discípulo. Los Grandes Seres buscan a quienes puedan obedecer rápidamente a la voz interna de su alma. Los momentos son críticos y se exhorta a todos los aspirantes a ser también sensibles a la voz del Maestro. El Maestro se halla completamente ocupado y los discípulos deben llegar a ser sensibles a Su impresión. Una pequeña indicación, un dedo que señala, una prematura sugerencia, puede ser todo lo que Él tenga tiempo de dar, y cada discípulo debe estar a la expectativa…

Los aspirantes, estudiantes y discípulos del mundo, trabajan solos o en grupos de dos o tres, y nunca en grupos que excedan de nueve; la significación oculta de estos números es necesaria para el éxito de su trabajo. A. A. Bailey

 

 

 

Lecturas de Agni-Yoga

Cartas de Helena Roerich

Tú escribes bellamente acerca de tu esfuerzo por lograr armonía. Aplícalo en la vida, ya que todo lo que es valioso lo es sólo en la vida y para la vida. Muestra la más depurada discriminación; evita la hipocresía. ¡Los parches son mejores que los agujeros, pero sería mejor que todos tuviéramos mejores telas; así que tratemos de no hacer agujeros!

Practiquemos una severa disciplina al hablar… Apliquemos ampliamente la sugerencia de que “cada palabra debería ser como un rayo de luz y no un clavo en el ataúd.”… lo apropiado para llegar a la meta es decir la verdad, aún si esta es amarga.

Para poder recibir un pensamiento o una respuesta desde el espacio es necesario alcanzar una completa correspondencia de vibraciones—el mismo principio usado por las ondas de radio. La gente recibe pensamientos desde el espacio con mucha más frecuencia de la que ellos piensan, pero estos pensamientos no siempre son elevados. El espacio está lleno con todas clases de mensajes mentales y recibimos exactamente lo que está en correspondencia con nuestro propio receptor mental. Esta es la razón por la que la Enseñanza insiste tanto sobre la purificación del corazón y del pensamiento, ya que de esta manera, podríamos resonar con los pensamientos del mundo elevado. Las llamadas inspiraciones son con frecuencia nada más que esta armonía de vibraciones.

El conocimiento elevado está al alcance sólo de aquel que se esfuerza para lograr resultados en la vida. Ni retirarse de la vida, ni estudiar intensamente la ciencia oculta traerá la iluminación más elevada. Esta sólo llega cuando uno entrega el alma y el corazón para servir al mundo. Por esta razón, tu mantra debería ser: “Permítaseme lograr realizaciones en el servicio activo en el mundo.”

Además, en nuestro deseo de abarcar tanto como sea posible debemos aprender a medir nuestras fuerzas y principalmente ser capaces de continuar lo que ha sido empezado; ya que sólo de esta manera se puede desarrollar las cualidades más importantes del discipulado, que son la constancia y la paciencia.

ADA Roerich