Nicolas-roerich

Nicolas K. Roerich, artista, arqueólogo, explorador, filósofo, escritor y humanista nació el 9 de octubre de 1874 en San Petersburgo, Rusia. Sus obras pictóricas,cerca de 7.000 lienzos y croquis,están repartidas por 250 museos y colecciones privadas en el mundo entero. Helena I. Roerich,dotada de una conciencia especial para captar el Infinito y volcarlo en las obras de Agni-Yoga.

Nicolas K. Roerich (1874-1947)

Nicolas K. Roerich, artista, arqueólogo, explorador, filósofo, escritor y humanista nació el 9 de octubre de 1874 en San Petersburgo, Rusia. Sus obras pictóricas (más de 7.000 lienzos y croquis) están repartidas por 250 museos y colecciones privadas en el mundo entero. Están compuestas de diferentes series inspiradas de sus viajes, representando la naturaleza, las altas cimas, las leyendas y los personajes que han marcado la evolución de la humanidad.

El Profesor N. Roerich creó los decorados y los trajes de numerosos ballets, óperas y piezas de teatro, para los compositores y autores de su tiempo, tales como Stravinsky, Rimsky-Korsakov, Wagner e Ibsen.

Fundó e inspiró la creación de diversos institutos para el reconocimiento y la promoción del Arte y la Cultura en su globalidad.

Emprendió diversas expediciones científicas al corazón de Asia, atravesando el Turkestan chino, Manchuria, el Altaï, Mongolia y el Tibet. Sus viajes y descubrimientos están descritos en un buen número de libros de los cuales él es autor. Durante los últimos 20 años de su vida, el Profesor Roerich vivió en el Valle de Kulu -al norte de la India- donde creó el Instituto Urusvati de Investigaciones Himaláyicas, conjugando los esfuerzos de un gran número de sabios de reputación internacional.
Fue el inspirador del Pacto Roerich y de la Bandera de la Paz, lo que le supuso su candidatura al Premio Nobel de la Paz en dos ocasiones: En 1929 por la Universidad de París, y más tarde en 1935 por el Pacto Roerich. Su vida fue un himno al Arte, a la Culturala Belleza. y a

«En la belleza estamos unidos, por la belleza oramos,
Con la belleza conquistaremos» (Prof. N. Roerich)

ACONTECIMIENTO INTERNACIONAL

El próximo otoño, y coincidiendo con la fecha de nacimiento de Nicolas Roerich, el 9 de octubre, tendrá lugar en el Museo Internacional de N. K. Roerich, de Moscú, la Conferencia Pública Internacional y Científica “El 80 Aniversario de la Expedición de Nicolas Roerich al Asia Central”. De forma excepcional, el 8 de octubre tendrá lugar la apertura de la Exposición de este viaje realizado 80 años atrás por la familia Roerich. Se exhibirán materiales de dicha Expedición, así como colecciones de objetos orientales, fotografías de la época, y algunas de las pinturas realizadas por el Profesor.

También de un modo extraordinario, se presentará allí la obra titulada “El Corazón de Asia”, de Nicolas Roerich, que por primera vez se publica en España por Ediciones S.R., y que cuenta con la notable colaboración de la Sra. Ludmila V. Shaposhnikova, máximo representante de la Herencia de los Roerich y del Museo ICR de Moscú.

Todo este trabajo ha sido posible gracias al esfuerzo de Leonardo Olazabal y Petri Martin, que desde hace años son los máximos exponentes en España de la obra de los Roerich.

Helena I. Roerich (1879-1955)

Helena Ivanovna Shaposhnikova nació en Rusia, el 12 de febrero de 1879. Murió en Kalimpong (India) en 1955. Era hija de un famoso arquitecto. Con gran sensibilidad cuidaba infinidad de animales domésticos, los cuales corrían a dar la bienvenida al ver a Helena. Dotada de exquisita ternura y espiritualidad, tocaba el piano y tenía una percepción especial en cuanto al color y la pintura.

La señora Helena Roerich apoyó durante toda su vida los esfuerzos de su marido, el Profesor Nicolas Roerich en diferentes campos que él investigó. Ella fue su esposa, su amiga, su compañera de viaje, su inspiradora, la madre de sus hijos George y Svetoslav.
Vinculada al arte no sólo por su marido, sino también por sus parientes cercanos -el célebre compositor Moussorgski y el poeta Golenishev-Kutuzov-, a la señora Roerich se le considera autora bajo seudónimos de los tres libros siguientes: “Fundamentos del Budismo” (1927), “En las travesías de Oriente” (1929) y “ La Bandera de San Sergio de Radonezh” (1934). Tradujo al ruso una gran parte de “ La Doctrina Secreta”, de H.P. Blavatsky y de “Cartas de los Maestros a A.P. Sinnet”.

Su correo, muy abundante, ocupaba la mayoría de su tiempo. Sus cartas fueron publicadas en dos volúmenes titulados: “Cartas de Helena Roerich”.
“Urusvati” fue el nombre que le dio su Maestro, en referencia a una estrella que se aproximaba a la Tierra, simbolizando la emergencia del Principio Femenino. Él le transmitió, entre 1920 y 1938, la enseñanza de la Ética Viva, llamada también Agni-Yoga, publicada después en 14 volúmenes, los cuales firmó como anónimo para dar relevancia a la Sagrada Sabiduría en ellos expuesta para toda la Humanidad. Estos libros contienen una síntesis para los tiempos futuros, de las enseñanzas espirituales y filosóficas de todas las épocas.

Vivió sus últimos años en Kalimpong, Distrito de Darjeeling, Himalaya, India. Allí se alza una Estupa o Chorten en su honor.

«Humillando a la mujer se escupe al cielo, y así el hombre se humilla a sí mismo» (Helena Roerich)

Ediciones S.R. ha lanzado la obra “Semillas Blancas para la Paz”, dedicada a Helena Roerich, con motivo del 50 Aniversario de su partida. Su autor, Leonardo Olazabal Amaral, recoge a modo de cuaderno de campo las mejores ideas sobre la Educación para la Paz. Una obra altamente significativa para todos los estudiantes de las diversas escuelas místico-científicas y espirituales de esta época.

Arkhip Kunji (1842-1910)

El primer Maestro que influyó en la vida del artista Nicolas Roerich fue Arkhip Kuinji. El artista ruso Arkhip Kuinji que era Rosacruz, se formó bajo el pincel del famoso pintor de temas marinos Ivan Aivazovsky, recibiendo posteriormente el diploma de la Academia de las Artes Rusas. Realizó numerosos viajes por Europa, estudiando las obras maestras de los grandes pintores. El lienzo “Noche Ucraniana” (1876), que abrió una nueva etapa pictórica, con la creación de una especial fuente de luz, sería uno de sus cuadros más aclamados por la crítica francesa. A pesar de su reconocimiento popular, sus colegas no entendieron su trabajo técnico de carácter lumínico. Tuvo un gran calado como profesor, siendo admirado por sus alumnos, a quienes defendió en la reivindicación de sus derechos, lo que le supuso la expulsión del ámbito académico. En 1909, funda la Sociedad Kuinji, asociación independiente de pintores a la que lega toda su obra. Entre sus trabajos más sobresalientes, debemos resaltar “Abedules” (1879), “Después de la lluvia” (1879), “Atardecer” (1890-1895), “Arco iris” (1900-1905) y “Noche de Pastoreo” (1905-1908).