Kalimpong Ram Lal Tapa 1 Picasa

Sr. Ram Lal Tapa

 

Leonardo Olazabal saca a la luz, después de más de 22 años, su encuentro con un hombre mayor que cuando era niño vivió bajo la protección de Helena Roerich en la “Casa Crookety” de Kalimpong (Norte de India).

-Experiencias Transcendentales de mi viaje a India en el año 1992-

Estoy recabando información sobre la vida de los Roerich en esta región de los Himalayas. Tras varias horas de búsqueda, mi Guía Anil me presenta a un jardinero muy tímido, que afirma no sólo haber conocido a Helena Roerich, sino que también me hace una revelación inesperada…

Preciso tres traductores que se van turnando. La conversación transcurre mientras él no deja de trabajar en el jardín de un pequeño lugar turístico para las gentes de India.

Leonardo.– ¿Recuerda cuándo se incineró el cuerpo de Helena?

Ram.– Fue hace 38 años (37). No hay ninguna inscripción en el Chorten.

Leonardo.– ¿Cómo se llama Vd.?

Ram.– Ram Lal Tapa. Tardó una hora y media en cremar el cuerpo.

Leonardo.– ¿Y asistieron muchos occidentales?

Ram.– Acudieron 23 personas al funeral. No hubo monjes, ni padres, ni lamas, sólo gente corriente. Llevaron el cuerpo, la leña, y el combustible. Hicieron una pira, con el cuerpo encima, estaba cubierto de una toga negra y la ropa era negra. Y en el mismo sitio donde la quemaron, hicieron el Chorten.

Leonardo.– ¿Su marido había muerto?

Ram.– Sí.

Leonardo.– ¿Y había algún personaje con turbante blanco?

Ram.– No, no había nadie con turbante. Alguien leía en ruso unos libros sagrados mientras estaban quemando el cuerpo. Nada más.

Leonardo.– ¿Y a ella le visitaba alguien a caballo en aquella época?

Crookety Kalimpong 1

Casa de Helena Roerich en Kalimpong 1992

 Ram.– La gente solía ir a caballo a Crookety House, donde vivía. Después de su muerte, la casa se vendió a un hombre de negocios. Lo compró un indio y luego lo dieron como una hipoteca a un banco.

Leonardo.– Dos preguntas: ¿No ha venido a visitar el Chorten ninguno de los hijos? Y ¿tenía un Maestro de Yoga que se llamaba Morya?

Ram.– Después de la muerte, se vendió la casa (más tarde la adquirió los Reyes de Buthán y éstos se la ofrecieron a Leonardo a través de un intermediario). A esa casa solía venir el Maestro Morya. Y cuando murió, se marcharon los dos (?).

Leonardo.– O sea, que sí conoció al Maestro Morya.

Ram.– Sí.

Leonardo.– ¿Y al Maestro Koot Hoomi?

Anil dice que él los conoció de pequeño, y que tenía una pierna que cojeaba.

Leonardo.– ¿Y del Maestro Morya se ha vuelto a saber en los últimos años? Preguntar (a los traductores) si lo ha vuelto a ver desde entonces.

(Traductores).– No, no han vuelto a verlo desde entonces.

Leonardo.– ¿Existen fotografías de Helena Roerich o de ellos, en algún sitio aquí, en Kalimpong? ¿Algún objeto? Cuadros, pinturas…

Anil.– No sabe, porque él no se mueve en esos círculos sociales. Quizá él te puede localizar a alguien.

Leonardo.– Estoy escribiendo un libro y quisiera tomar unas notas… Vuelva a repetir su nombre, por favor.

Ram.– Ram Lal Tapa.

Leonardo.– ¿Qué edad tiene?

Ram.– 66 años.

Leonardo (dirigiéndose al traductor de la zona).

– ¿Y él está trabajando en esta villa o en alguna otra más? (Mi guía lo traduce al inglés y mis traductores me lo cuentan en castellano):

Traductores.– Él es un jardinero de este bungalow de turismo. Se puede entrar aquí, en ésta zona, puedes ver el estilo de aquella época.

Leonardo.– ¿Se puede entrar en la casa donde vivía Helena Roerich?

Traductores.– Es que tienen que pedir permiso.

Leonardo.– Bien. Ahora vamos a ver la casa de Helena Roerich, lo que es el exterior, y después el Chorten. Mi Guía Anil sigue hablando, en el dialecto de la zona, con Ram Lal Tapa, luego me hace un resumen:

Kalimpong 1992

Chorten de Helena Roerich en Kalimpong 1992

 Anil.– Ella murió en 1955, y el monasterio fue construido dos años después, en 1957. Hace unos pocos años el Chorten estaba estropeado, se rompió. Entonces fue reconstruido. Hay una mujer que cuida el Chorten pero ya no viene. Hace ya 6 ó 7 meses que no viene por aquí para cuidar el Chorten. No sabe el nombre de la mujer. No sabe dónde vive tampoco. Era una mujer de edad mediana pero no saben nada de ella. (El Chorten estaba en un estado lamentable con suciedad y excrementos alrededor, además de ganado suelto). También los símbolos alrededor del Chorten han sido reconstruidos. El monasterio se encargó de reparar el Chorten. No hay nadie que conoce aquí dónde vive la señora. Hay un lama importante que trabaja aquí, pero no está, y conoce todo sobre la vida de Helena Roerich, y sabe dónde vive la mujer que cuida el Chorten, pero actualmente no está aquí. El lama se llama Tandin Gelbo o Gepo (?). Lo escribiremos luego. Este lama está actualmente en el Himachal Pradesh, en Shimla. Estará aquí después de dos meses. Hace sólo tres o cuatro meses que repararon los cuatro mojones, y la parte superior del Chorten. Los Maestros de Yoga que visitaban a Helena venían del Norte de India o de Sikkim.

(Trabajo de Radiestesia: Tras una medida con el biómetro se obtiene 18.500 vibraciones en este lugar).

Nuestro guía Anil, ha estado hablando con los monjes de aquí y les ha comentado que deberían mantener el Chorten en buen estado, cuidar el terreno de su alrededor, mantenerlo limpio y pintado. Para ello mi esposa y yo, y los miembros del grupo Darjeeling hacemos una generosa donación, que luego mantendríamos cada año.

De hecho, con el tiempo nos mandaron los del Monasterio diversas fotos con los arreglos y embellecimiento del Chorten y de sus alrededores. Nosotros volvimos cuatro años después, en 1996 y todo estaba en perfecto estado.

Más tarde un Grupo Ruso colocó una placa de piedra (no muy afortunada por cierto).