Archivos por Etiqueta: Energía Psíquica

¿EL ICR DESTRUIDO POR SU MAL KARMA?

Sin querer producir polémica y sin acritud hacia nadie, el artículo publicado por Andrej Luft en su página de Facebook:
https://www.facebook.com/groups/roerichs.movement/permalink/2150651045195967/,

sobre el ICR y su inevitable desaparición, debido a su mal karma, es una visión parcial, como mostrar una mesa de tan solo dos patas.

Decir que una sucesión en cadena de causa-efecto, de acción y reacción, dio por resultado la destrucción del Museo, resulta pretencioso y miope. Recordemos, a la luz de las enseñanzas, que un proyecto de esta naturaleza tiene muchas facetas en la manifestación de la Gran Rueda de la Vida.

Leer más ...

Los Maestros e Instructores ¿también enferman?

Encuentros literarios: Carta de Helena Roerich – 22 de Febrero de 1936 – Tomo II

“¿Pueden los Espíritus Superiores enfermarse e incluso ser sujetos de infecciones?”

Acopio de Energía Psíquica mediante el Raja Yoga.

Por supuesto que sí, si las condiciones de sus tareas requiere un contacto constante con la gente. Recuerda que un Espíritu Superior entrega constantemente parte de su fuerza a aquellos que llegan hasta Él y a los que lo rodean, así que no importa lo grande que sea su reserva de energía psíquica, ésta puede agotarse temporalmente, debido a su excesiva generosidad de espíritu. Tales momentos de agotamiento están llenos de peligro ya que la red protectora del aura, cuando está despojada de las emanaciones que llegan del almacenamiento que alimenta nuestros centros, puede ser transgredida y permanece abierta a microbios infecciosos los que pueden entonces penetrar por un punto débil. Esta es la razón porque los libros de la Ética Viva enfatizan con tanta persistencia la protección del aura protectora. Un discípulo que haya alcanzado un cierto grado de desarrollo espiritual será incapaz de permanecer por períodos muy largos en las atmósferas contaminadas de las ciudades por lo que es obligado a retirarse a la naturaleza para poder acumular prana y a llevar una vida más o menos retirada. Cristo, Buda y otros grandes Maestros solían retirarse con frecuencia al desierto y nunca permanecían por largo tiempo en un mismo sitio. En el Evangelio de San Marcos (5:25-34) se señala que Cristo, mientras purificaba y sanaba a los enfermos, sufría un consumo de fuerza. Cuando la mujer enferma toco el borde de su manto, Jesús se dio cuenta de que había salido poder de Él.

Leer más ...

NO ES NO. La violencia de cerebro reptil sin alma ni compasión

¡Bravo por la mujer que defiende su honor! El machismo y las conductas de un ser depravado son el germen de un mal que hace impuro al hombre.

Hay personas que no duermen porque se ocultan en la noche para pensar en su próxima fechoría. No descansan porque tienen que rendir culto a sus bajos instintos que hambrientos buscan segar la virtud de los demás, sean mujeres, niños u hombres indefensos. Acecho, intimidación y amenazas que parten de caras sonrientes pero que no son más que muecas muertas y rostros poseídos por una conciencia desprovista de todo amor y por lo tanto podrida como las tripas de un pescado descompuesto al sol. Esas son las marcas de los seres oscuros. Los hay en todas las profesiones, con tableta abdominal y deportistas o con carnet de empresario. Con toga o con placa policial. Con sotana o con diploma. Con fama de quinqui o sin ella, el caso es que están en todas partes. Estos enfermos, o no, se alimentan como delincuentes gratificando sus bajas pasiones, que son el aliento del estercolero del muladar (lo turbio que proviene de lo no refrenado y sacado en el pasado de esa persona para que no huela y emponzoñe su psiquis actual) y se extienden como las manchas de barro cuando el tiempo les es propicio: Sanfermines, fiestas populares, discotecas, botellón u otros.

Leer más ...

Encuentro Agni nº220 “La Energía Psíquica”

 

Leer más ...