Museo en Shangri-La 1

El pasado 18 de mayo –Día de los Museos– se cumplieron 16 años de exposiciones de los lienzos (reproducciones rusas) de Nicolás y de Svetoslav en Ereño-Bedia.

Una institución privada consolidada dentro de la Asociación ADA. De hecho ADA no podría entenderse sin su pequeño museo con objetos de la época de los Roerich, instrumentos antiguos de Radiónica y Suisekis. Se trata de “un espacio para soñar”.

 

Museo en Shangri-La 2

Aquí, las tres esferas de la bandera de la paz, representan las tres líneas de acción de la Asociación ADA:

– Las exposiciones de los cuadros.

– La enseñanza del Agni Yoga.

– La experimentación con la Energía Psíquica a través de la Radiestesia y de la Radiónica.

Rodeado todo ello por el círculo de Darjeeling (nombre de su antiguo Centro de Yoga), ciudad del Himalaya sede de los

Museo Roerich en Shangri-La 3

Mahatmas y del Primer Rayo, La Voluntad.

Sí, 16 años atendiendo a todos los que se acercan para preguntarle todo lo relacionado con la exposición y los objetos expuestos. Algo que Leonardo defiende con pasión y nobleza. Sus éxitos son compartidos por su esposa Petri y el equipo de socios-amigos que conforman ADA.

Si Petri y Leo son protagonistas, es solo por su entrega amorosa hacia la verdad.

Museo Roerich en Shangri-La 4

La visión de Leo y su sensibilidad le lleva a crear belleza como lo demuestra con su caserío en La Colina de Laurel, su pequeño Shangri-La. Algo que también lo expresa en su literatura. Su riqueza sensorial lleva a contarnos cosas únicas, como sus relatos sobre el cofre sagrado de los Roerich, o los artefactos del Antiguo Egipto como el anillo atlante de Belizal o el péndulo egipcio. Leo nos emociona con esa cercanía y plenitud que lo caracteriza.

Museo Roerich en Shangri-La 5

 

Él acostumbra a decirnos: Hay que trabajar, meditar y servir con el propósito de materializar hoy, lo que nos pidieron los Maestros en el siglo pasado. El paisajísmo, la arquitectura ecológica, el teatro, la fotografía, la pintura, y el cine, son medios perfectos para educar a la ciudadanía en la abundante gracia de la Conciencia Suprema. A este respecto, la película de EE.UU. “LA CABAÑA” del Director Stuart Hazeldine de 2017, es un ejemplo de ello. La Vida es tan solo un episodio dentro de una Vida más grande.

La Vida es celebración, la gracia interior consiste en darse cuenta de ello.

Gracias, Leo y Petri.