¡Bravo por la mujer que defiende su honor! El machismo y las conductas de un ser depravado son el germen de un mal que hace impuro al hombre.

Hay personas que no duermen porque se ocultan en la noche para pensar en su próxima fechoría. No descansan porque tienen que rendir culto a sus bajos instintos que hambrientos buscan segar la virtud de los demás, sean mujeres, niños u hombres indefensos. Acecho, intimidación y amenazas que parten de caras sonrientes pero que no son más que muecas muertas y rostros poseídos por una conciencia desprovista de todo amor y por lo tanto podrida como las tripas de un pescado descompuesto al sol. Esas son las marcas de los seres oscuros. Los hay en todas las profesiones, con tableta abdominal y deportistas o con carnet de empresario. Con toga o con placa policial. Con sotana o con diploma. Con fama de quinqui o sin ella, el caso es que están en todas partes. Estos enfermos, o no, se alimentan como delincuentes gratificando sus bajas pasiones, que son el aliento del estercolero del muladar (lo turbio que proviene de lo no refrenado y sacado en el pasado de esa persona para que no huela y emponzoñe su psiquis actual) y se extienden como las manchas de barro cuando el tiempo les es propicio: Sanfermines, fiestas populares, discotecas, botellón u otros.

Cuatro violaciones diarias se producen en España. Unos cientos de miles de personas se deleitan cada día con la pornografía extrema de todo tipo, con la violencia gratuita y con otros juegos diabólicos. Siembra dañina en el subconsciente humano que emergerá en forma enfermiza más tarde. Gustan de hacer daño y ver gemir y sufrir a sus víctimas. Las películas de cine y la TV colabora con ello. ¿Por qué no se protesta contra esa violencia y forma de terror virtual que daña la energía psíquica de los seres humanos?

 

El Gobierno es incapaz de crear unidades con objetivos concretos. Se precisan departamentos de estudio de estos movimientos y comportamientos sociales tóxicos, educadores, sociólogos, psicólogos, campañas de concienciación. ¿Por qué no se pide a los distintos grupos políticos una mesa con científicos y sabios expertos en el tema?

La sensibilidad ciudadana debe ser atendida por la justicia y por los profesionales que interpretan los asuntos sociales.

Los segadores de vida campan a sus anchas, pero también están las sembradoras y sembradores de luz que plantan cara y voz a las injusticias, y cada vez son más. La Vía Láctea de Jubilados, de la generaciones honestas, valientes y guerreras de los 50-60 y 70 salieron a la calle por la paupérrima subida del 0,25% de las pensiones.

No veas la ciudad ardiendo. 1968. Svetoslav Roerich

Los médicos de los ambulatorios desdeñan a los pacientes que insisten en sus dolencias no curadas, y si son mayores o abuelos ni les hacen caso. Me pregunto ¿con qué minerales y vitaminas salen a la calle a pesar del frío o del calor? Con las del coraje y la indignación, desde luego. Esta Nueva Ola libre y no manipulada, no se la esperaba el Gobierno. Así las cosas se necesita de mucho CORAJE para dar su voz y su opinión. Pero sepamos que Coraje es el valor que abre todas las puertas. El coraje del corazón, de un consciente limpio, de un espíritu luchador y amable, que ha dejado en el pavimento de su vida acciones dignas y un trabajo bien hecho, esa es la razón de ser de nuestras abuelas y abuelos. Ese es su Valor. Ahora le sigue otra oleada, la de las mujeres indignadas al grito de: “NO ES NO”.

Las madres y padres están hoy un tanto anonadados y perplejos, ya que observan que cada día hay más violencia gratuita en la calle, en el colegio o escuelas, en el trabajo y en el vecino.

El ambiente en el que nos desenvolvemos está siendo bombardeado por aires de conflictos mundiales, ya sea violencia en el fútbol o con los mensajes de falsa bandera de los conflictos armados, por ejemplo. Nos manejan desde la sombra como quieren mientras que ellos siguen beneficiándose de nuestro dolor.

Pero no hay que perder nuestro sueño ante la lucha feroz que se está dando en la sociedad. Solo hay que vigilar a los que lo manipulan todo, impregnando nuestra atmósfera de tóxicos psíquicos, y denunciarlo todos juntos. Con tranquilidad y severidad a la vez. Con nuestra buena voluntad al bien, y con recta convivencia.

La Vida produce cambios en cada momento. Cada uno de nosotros/as puede formar parte de ese cambio. No conocemos nuestro destino mañana, pero sí podemos actuar hoy con total amor hacia todo lo que nos rodea.

Protejamos a los niñosHay que ignorar las manos que lo profanan todo, sin perderlas de vista. Trabajar limpiamente, ayudar a quien lo necesita y elevar nuestra voz como seres sintientes diciendo ¡Basta Ya, de tanta manipulación informativa y violencia en la calle y en el hogar! Endurecer las leyes, crear nuevos edificios educadores para contener a estos perros callejeros y barrer toda esta hojarasca seca y pútrida con vientos de verdadera justicia, para el Bien General.

Son tiempos difíciles, siempre los ha habido, y habrá otros en el futuro. Es el recorrido de la conciencia humana hacia su perfección. No todos estamos al mismo nivel de evolución. Pero poco a poco vamos mejorando. Una Nueva Mujer y un Nuevo Hombre se abre paso ante tanta incertidumbre, indignación y corrupción. Un nuevo espíritu aparece en el horizonte. Se trata de una nueva y positiva energía psíquica. Una depurada y rejuvenecedora fuerza del corazón y de la mente.

Con este nuevo despertar no hay nada que temer.

Celebremos que en el horizonte una Fuerza Espiritual que nos protege, está preparada para intervenir en la hora justa. Y luego tocará convertirnos en terapeutas del alma que consuelan los dolores humanos. ¿Estamos todos preparados? Si no tomamos conciencia de ello ahora, estamos abocados al desquicio y a la ruina total, como ya ha ocurrido en anteriores civilizaciones.

Pero una nueva forma de luz clarividente se acerca y debemos tomarla con nuestras manos y corazones. Con nuestra voz y medios actuales hay que expandirla para que llegue al máximo de seres. Esta va a ser nuestra nueva energía psíquica positiva que cambiará muchas cosas.

Asociación Bandera de la Paz y de la Cultura Roerich (ADA). 29 de abril de 2018