Inauguración 1991

Hace 30 años nació el refugio cultural de montaña “Darjeeling”. Nos trasladamos (Petri y yo) al campo para crear el Aula de la Naturaleza de Agni Yoga Roerich, un centro para dialogar sobre la salud, la filosofía, los libros y la radiónica. Se trataba de un sitio abandonado con un caserío semiderruido compuesto por dos edificios en ruinas, sin luz eléctrica ni agua y con una carretera en muy mal estado. Y de este lugar se ha hecho algo totalmente nuevo, con un jardín de flores, arbustos y arbolado natural que forman un espacio zen de silencio y bienestar únicos. Un espacio de paz dedicado a los Maestros de la Humanidad rodeado de árboles de laurel (laurus nobilis) y frutales. Así nació de la nada nuestro pequeño Shangri-La un verano del año 1991 del siglo pasado.

En la inauguración del 8 de septiembre invitamos al Dr. Anantakrishna y a su hermano Sri Nivas, hijos del famoso Maestro Ekkirala Krishnamacharya de India, creador de la organización W.T.T. (World Teacher Trust, o Confianza en el Maestro del Mundo). Ambos eran y son expertos en Ayurveda, Filosofía Yoga, Esoterismo Hindú y Medicina Integradora Homeopática.

Desde entonces, y gracias a nuestra tenacidad y pasión, han sucedido muchas cosas. ¡Son tres décadas! Y nuestro pequeño faro de luz llamado por algunos “Ashram de conciencia Raja Yoga”, se convirtió en Bandera de la Paz y Museo Privado, siendo visitado por almas curiosas y peregrinas de lo místico y espiritual.

 

Escudo caserío en Ereño Bedia

Escudo con las hojas de laurel

Las Enseñanzas, la luz y la belleza creados por Leo y Petri en este lugar se han podido mostrar a través de la web y de los videos de YouTube, así como con los boletines Kalimpong y los libros editados, que superan a día de hoy las 20 obras, llegando a todos los puntos del planeta e inspirando a mucha gente.

Ni qué decir tiene que no esperábamos llegar tan lejos en este desierto espiritual en el que vivimos, y ahora mismo con tantas nieblas en los distintos campos de nuestra sociedad. La crisis del miedo que se cuela en cada hogar busca culpables en un delirio cada vez más extravagante que desdibuja toda realidad. La ceguera mundial que se está padeciendo en estos momentos parece anular todo el trabajo emprendido desde hace un siglo por numerosos hombres y mujeres de buena voluntad en todo el mundo. En los años 20 del pasado siglo, los intelectuales y místicos decían que la humanidad tiene tendencia a encasquillarse en sus inapropiados valores materiales…dos terribles guerras mundiales y numerosos conflictos por todo el mundo así lo demuestran.

 

Piedra Fundacional

Desde la Colina de Laurel observamos los esfuerzos que hace mucha gente por aliviar el sufrimiento humano y enriquecer sus vidas con valores espirituales. Pero también vemos la telaraña emocional de aquéllos que creen que avanzan en la senda, cuando en realidad sus pasos solo están resbalando en un sendero de hielo, sin apenas avanzar en sus ideales. En general, parece que seguimos auto-engañándonos y de ahí que no avancemos como debiéramos en el camino emprendido. Tenemos que entender que por encima de todo los astros empujan estas situaciones. Al parecer no hay transformación sin confusión. La nueva era mental de Acuario trae esta agua turbulentas. Así fue también en el pasado. Hay que permanecer erguidos y con los ojos bien abiertos… Un Mundo Nuevo se acerca ¿No oís su música?

 

La Resistencia a la manipulación

La Cruz de Lorena representa:La Resistencia a la manipulación

El despertar del Laurel

El laurel es el símbolo del triunfo, la llegada a la meta, y representa todos los valores de un hijo o hija espiritual que ha alcanzado la conciencia prístina. De momento son pocos los que lo consiguen, pero dentro de unas décadas, serán muchos. A partir del 2025 comenzarán a surgir por todas partes los justos, los verdaderos cátaros de los tiempos modernos, tomando su máxima expresión en el año 2075. Para eso hemos estado trabajando, para enseñar que por encima de la autocomplacencia, está el servicio a la Humanidad y al cuidado del planeta. Hay que ir más allá de la miopía tanto material como espiritual. De hecho, la tarea del Maestro no es llenarnos la cabeza de pajarillos, sino la de revelarnos cuáles son nuestros puntos ciegos (espejismos/autoengaños). Todos tenemos nuestras limitaciones que observamos a lo largo de nuestra vida cuando nos topamos con los obstáculos, la inercia y la oscuridad de la misma. Esto nos exige destreza, estudio, observación y acción. Todos hemos soñado con erradicar las guerras, el hambre, las adicciones y la enfermedad ¿no es verdad?

Anhelamos vivir con dignidad, en hogares ecológicos y bellos. Respirar aire puro, beber agua limpia y comer alimentos sanos. Ahora bien, miremos a nuestro alrededor: ¿Qué vemos? A día de hoy ¿qué es lo que está ocurriendo? La presión sobre la biodiversidad es brutal. Las restricciones de los derechos humanos también. Dadas las circunstancias, os preguntaréis: ¿podemos seguir creyendo en el ser humano?

Se dice que La Jerarquía Espiritual del planeta no aprueba que demos nuestra vida por una causa elevada de paz, libertad o de justicia. Solo en contadas ocasiones puede llegar a ser necesaria. Como es el caso del Gólgota, donde se ejecutó con impudicia un corazón puro y sanador de cuerpos y almas. La humanidad ha de aprender de sus propias decisiones. Lo que hay que hacer es llegar a una comprensión profunda de la vida y actuar viendo de antemano hasta dónde somos responsables de nuestras acciones. Solo así seremos jardineros de la belleza y nos mostraremos más empáticos con los demás, y más cuidadosos con el planeta.

 

La Cruz de Lorena en Ereño la Colina de Laurel

La Cruz de Lorena en Ereño la Colina de Laurel

Tras este Kali Yuga o Edad Oscura que estamos viviendo ahora en el año 2021 solo queda un despertar planetario más puro, y comenzar -como ya lo hacen algunos de los niños que están naciendo ahora- a percibir la quinta dimensión celeste y espiritual, ¡la más grande y extraordinaria jamás vista en la Tierra! Con este Aniversario nosotros damos por finalizada nuestra siembra de trabajo durante estas tres décadas en la Colina de Laurel. El laurel ya se ha extendido. El reverdecer cátaro y la transmutación suprema… ha comenzado. Ya lo dijo Guillaume de Belibaste (o Guilhèm de Belibasta en occitano) cuando gritó mientras ardía en la hoguera en el año 1321: “En 700 años el laurel va a reverdecer y los cátaros (los justos) vamos a volver a la Tierra”. Si sumamos 700 años al 1321, tenemos el año 2021 en el que estamos ahora mismo, así que a partir de estos momentos la humanidad tendrá la oportunidad de empezar a despertar y proteger su pureza y razón de ser ¡su nueva conciencia! Mi amigo Enrique Fernández Orfila -discípulo aceptado de un Maestro de los Nilgiris en India.- así nos lo confirmó. Nada va a ser igual. Un nuevo mundo se acerca. Cuanto ocurre en estos momentos servirá para entender mejor quiénes somos y qué queremos ser, y de esta manera obrar en forma más aceptada y luminosa.

Por ello quiero desde aquí dar las gracias a todos los que nos han acompañado y colaborado en esta larga trayectoria. Desde la Colina de Laurel mucha Paz.

Hari OM.

Leonardo y Petri