El pueblito de Bedia en Bizkaia, cuenta con su particular Shangri-La cultural. Irún, Bilbao, Francia, India y China-Tíbet son los recorridos de la pluma del escritor Leonardo Olazabal autor de la novela: “La Colina de laurel y Kalagiya, el Canto de Shangri-La”. Edita: Letra Clara …

También traía sendos regalos para la familia. Al abuelo le correspondió una pipa de marfil que tenía una cabeza de faraón egipcio. La boquilla era de ámbar y por tanto, la más indicada para evitar infecciones, decían. A la abuela le regaló un pequeño monóculo para poder leer mejor la letra pequeña, ya que tenía la vista un poco mermada.

Lo de Amaia fue una verdadera sorpresa, ya que le trajo un péndulo de radiestesia estilo egipcio parecido a una columnita de los templos de Luxor. Estaba hecho con monedas antiguas de plata y era de una extremada sensibilidad, según manifestó André entusiasmado. Podía establecerse una relación muy personal con él, como ocurre con los péndulos de cristal de cuarzo y de marfil, con la particularidad de que la columnita de Luxor, de éntasis muy fina, parecía responder en forma dinámica a las preguntas que se hicieran, a la vez que podía captarse el amparo de una entidad espiritual, que de manera misteriosa protegía al que trabajaba con él. Por ello el péndulo egipcio debía ser tratado con sumo respeto. Es así para todo aquello que estaba relacionado con la supramente y las cosas del espíritu, y más tratándose de la réplica exacta del péndulo de un faraón del antiguo Egipto como se supo después. André era un aficionado más de los muchos que hay en Francia.

—Es un hermoso péndulo. ¿Lo has hecho tú? —preguntó Amaia. —No, lo he mandado hacer de acuerdo a mis investigaciones y a las de unos radiestesistas de Bretaña, cerca de Rennes. En realidad lo encargué hace ya dos años al joyero Silloniz, que tiene el taller en Bilbao. Como puedes comprobar tiene una armonía muy especial…

Continúa en la novela “La Colina de laurel y Kalagiya, el Canto de Shangri-La”. Disponible a partir del mes de Marzo. Edita “Letra Clara” ¡Resérvala en tu librería!