COMUNIDAD NUEVA ERA (AGNI-YOGA)
Una nueva sociedad requiere una forma nueva de pensamiento.

 

No me cansaré de repetir que la Comunidad de la Nueva Civilización debe ser aceptada por la Conciencia. Ninguna aseveración sirve para convencernos. (Es mucho más importante la unión grupal a nivel de Conciencia, respetando la libertad de cada uno, que la mera comunidad física) *.

Se preguntará: ¿Qué cuidado se está teniendo en las comunidades establecidas? ¿Qué actitud hay en ellas, y qué ayudas se está dando a las mismas? ¿Hay alguien que se esté dando cuenta de los pobres resultados que se están obteniendo? No sirve una cooperación hecha a saltos y a brincos, pues esta forma intermitente de actuar obstaculiza la comprensión y el resultado final. ¡Cuántas potencialidades se pierden por la acción inadecuada! Debierais de saber que Mi Mano está con vosotros en cada acción valerosa.

Hay temporadas que parece imposible atraer a nadie al trabajo constructivo. Comunidad significa cooperación, y es el único medio racional de vida humana conjunta. De hecho, es la raíz misma de la existencia.

Si la humanidad hubiera pensado más a menudo en la cooperación, hace ya tiempo que habría entrado en la comprensión universal del Bien Común.

Sabemos acerca de lo irracional y de la estupidez humanas, ya que hay mucha insensatez en las conductas y se requiere calcular sobriamente los propios sentimientos y pensamientos.

No es necesario afligirse porque el camino esté lleno de inmundicias, pero ¡ay de aquellos que aumenten este tipo de basura!
La primera pregunta que os debéis de hacer es, ante todo, qué es lo que os ha traído hasta aquí, y si tienen valor. Y deben preguntarse cómo entienden el logro, la meta. ¿Perciben la diferencia entre la evidencia y la realidad? ¿Saben discernir cuándo es el Maya el que toca el cerebro? ¿Conocen cómo decir a este Maya ¡vete!? Y si son severos con su propio trabajo. Hay que descubrir las malas hierbas de los deseos y de los sueños. No temáis parecer severos. La severidad producirá firmeza y se logrará crear el puente. De esta manera, el Sendero se manifestará como un relámpago.

Puede venir a Nosotros quien busque un orden armonioso en su vida. Puede venir si halla el camino.

La gratitud es el marco para la justicia. Todo grupo o comunidad debe conocer la esencia de la gratitud.

¡Enseñad a comprender que la unión grupal o la Comunidad de Conciencia es una burbujeante fuente de posibilidades. Quien trabaja y se afirma en la Comunidad, contribuye a acelerar la evolución del planeta.

El pensamiento luminoso todo lo vence, incluso cuando te encuentras con personas difíciles de tratar. El pensamiento debe agudizarse mediante la fuerza de la energía psíquica.

Cada vez será mayor el número de personas que se esfuerzan en entrar en Nuestra Comunidad. Identificad aquellos grupos y pequeñas comunidades que estén constituidas de verdadera amistad. Y recordad que todo aquel que se alegra de no trabajar no es un colaborador vuestro. Las personas conflictivas no son verdaderos colaboradores, y son tan improductivas como los ladrones del tiempo ajeno. Éstos deben ser excluidos de los nuevos planes. Quizás debierais de preguntar antes si el candidato es él mismo responsable de su pasado, y si está dispuesto a perfeccionarse cultivando y afinando su energía psíquica. Porque sólo se puede cultivar y acrecentar aquello que se percibe.
Mantened la solidaridad. Buscad la renovación en todo aspecto de la vida. Sed científicos y amad a todo lo que os rodea, incluidos los animales y las plantas.

Así, la regeneración del mundo, la cooperación, la ayuda mutua, y la comunidad, florecerán.

* El paréntesis es nuestro.
Asociación ADA Roerich. Libre adaptación