Como he señalado en un artículo anterior sobre la Contaminación Radioactiva, sois muchos los que preguntáis sobre el efecto del final del 2012 y comienzos del 2013.

Y os digo aquí lo que ya os he dicho bajo el mástil de la Bandera de la Paz Roerich, y a la sombra de los sauces: No hagáis caso de las numerosas tonterías que se dicen por el mundo. Que no te engañen. NO por decir que eres clarividente o tienes sueños proféticos o conoces la geometría sagrada, significa que eres dueño de la verdad. ¿Comprendéis? En esta particular época, las mujeres y los hombres que se desenvuelven en el Sendero Místico, varían en conocimientos y niveles de manejo psicológico y espiritual. No están correctamente entrenados. No han trabajado en las Escuelas Ocultistas de la Sabiduría Eterna, o del Budismo, el Raja-Yoga, o el Zen, por un período mínimo de 10-15 años. Lo que dicen saber es por una condición obtenida en diversos encuentros, talleres o cursos que obedecen más al merchandising New Age (al mercantilismo de la Nueva Era) que a una enseñanza de verdad.

Menciono esto porque contrariamente a lo que creen los individuos, que dicen saber o tener el conocimiento de ciertas verdades, en realidad lo que podemos apreciar en ellos es una conciencia totalmente inexplorada y una percepción casi inexistente. Se consideran que están en el camino correcto por haber tenido algún pequeño vislumbre astral o espiritual, que obedece en algunos casos a un trabajo definido de búsqueda sincera, y en otros a una simple vía de escape. O también a una hipersensibilización producida por poderosas formas de pensamiento por parte del que las emitió, lo que ha producido una rasgadura en su aura y en su cuerpo etérico precipitando en él energías no-deseables. Ciertos pensamientos no-deseables producen estímulos variados que son interpretados por el cerebro infante como experiencias de iluminación o de iniciación, cuando realmente no lo son. Ésta es la situación actual y la herencia de una inadecuada presentación de técnicas o conocimientos herméticos y espirituales. Las grandes capitales de España  o de las Comunidades, están siendo inundadas de secuaces que rozan lo fraudulento, y en algunos casos lo muestran con total descaro. La estúpida condición personal de unos alientan a otros. Con una falta de integración de la personalidad, y unas pocas virutas de enseñanzas desconocidas (en muchos casos inapropiadas a la Nueva Era, ya que reverberan el conocimiento de pasadas civilizaciones que debieran estar enterrados ya) se echan a hacer tratamientos o a vender lo impensable.

Hay una tentación natural por parte del ser humano en hacer revelaciones per sé, unas motivadas por el ego y otras por un temor infundado o por un deseo de darse importancia. Sabemos que toda revelación lleva consigo misma una esencia de verdad y un amor infinito que fue facilitado hace mucho tiempo por los Maestros de la humanidad.

El nuevo mundo, la nueva revelación, la nueva vida, la nueva era, como queramos llamarla, no es más que la consecución del trabajo ya presentado por los Iluminados de la historia de la humanidad. Es un trabajo que continúa al anterior. Esto no es algo nuevo que provenga de un individuo o un grupo o una escuela en concreto, ya que esto afecta y proviene de la humanidad misma. La conciencia, el amor, la acción creativa, se sigue moviendo en forma continuada desde el pasado hasta la actualidad, de una forma sutil y suave hasta cumplir el destino fijado para esta época. Cada brizna de hierba, cada animal, cada ser humano, va a recibir esta conmoción universal, esta efusión de vida, de la manera más beneficiosa y ajustada al momento y a sus necesidades. Para unos será algo consciente y para otros muchos no lo será. Pero no habrá ninguna criatura sobre la tierra que no sea beneficiada por este momento luminoso.

La panda de golfos de la New Age que pululan por ahí y que buscan engordar materialmente o psíquicamente su ego, son la exaltación de un astralismo, de un espejismo alentado por la propia ignorancia humana. Lo que llamamos la nueva cultura espiritual, en el mejor de los casos, no es más que un modelo deshonesto, que expresa sobre todo una agitación interior de tipo emocional, y no del tipo mental, como es el que propone la Nueva Era. Convirtiéndose con ello en una forma de violación psíquica que injerta esperanzas y una falsa orientación en unos individuos (en particular las mujeres), descontentos con el materialismo y situación social actual.
Mucha gente padece problemas y dificultades tras haberlo probado todo, y se hallan hoy día, perdidas en este maremágnum de enseñanzas superficiales. Un problema que habría que considerarlo desde el ángulo psicológico y no desde el ángulo físico. Hay que comprender que esta verdad de naturaleza universal, será revelada a toda la humanidad, y no está confinada a una fuente, a una canalización, a un grupo o a una persona en particular.

Es un drama, no lo que ya está sufriendo la humanidad por sus ineptos gobernantes y por las empresas codiciosas, sino también por lo revuelto en el que se hallan las ideas honestas. Y por el esfuerzo que requiere el funcionamiento de expandirse la luz, hasta que el individuo sea capaz de encontrar la puerta verdadera y la fuerza que le conduzca en su propia mente más allá de los falsos pactos propuestos por los nuevos mercaderes de lo espiritual.

He dicho hasta la saciedad que si algo preocupa a esa humanidad más avanzada, que denominamos la Jerarquía Espiritual o los Maestros, son tres cosas básicas a conquistar en la tierra.

La primera, que se dé de comer al hambriento. Resulta vergonzoso lo que está ocurriendo en muchos lugares del planeta en estos mismos momentos.

Segundo, dotar de una vivienda digna. Que ningún ser de la tierra viva en forma miserable.

Y tercero, aportar sanidad, otorgar educación y abolir la esclavitud tanto de niños como de adultos. Ese es el principal problema que afrontan el Cristo Cósmico, el Buda Cósmico y todos los Grandes Iluminados, y no el entretener a tal señora o a tal señor en un retiro, conferencia o en un curso de fin de semana.

2012 y los años siguientes han de ser las fechas de este impulso. Hay que salir de esta trampa psicológica en el que nos han introducido, por un lado los que manejan la sociedad, y por otro los mercantilistas fenicios hipócritas y cínicos, que actúan al amparo de la ignorancia de quienes escuchan sus milagros de humo y oropel (quien gasta gran vanidad y fausto, sin tener posibles para ello).

SI QUIERES MEJORAR

Sólo tienes que aportar tu granito de ayuda entre tus amigos, entre tus familiares y buscar méritos, como dice el Budismo, procurando ayudar una vez a la semana a alguien que no conoces, y como propone el Cristo, dar de comer y de vestir al necesitado.

Hay que dejar de ser una “clonación mental” de todo lo que vemos en las páginas de las revistas de Autoayuda y New Age. Dejar de crear elementales monstruosos en vuestro nivel astral, que son contra-natura y que absorben y vampirizan todas vuestras energías. Busca el hilo creador de la vida sin hablar de cosas que no se pueden demostrar. “La persona que abandona el discernimiento, el separar el trigo de la paja, se consume lentamente.” Ésa es la clave a tener en cuenta en estos tiempos.

Lo trágico del 2012-2013 para la humanidad será que sigan existiendo  todos estos falsificadores de las Enseñanzas y de los modelos auténticamente espirituales.

Quien se calla en este momento no podrá evitar más tarde grandes horas de tristeza. Se dice que “quien acepta que lo corrijan puede llegar a obtener sabiduría. Pero quien no acepta la corrección, se embrutece, se aliena. La corrección disgusta en el momento en que se recibe, pero después se agradece a quien nos corrigió.” Esto es lo que nos dice K.E.B.

A los individuos que pululan por ahí sembrando falsas esperanzas o creando actitudes catastrofistas se les ve el plumero. Ignoran realmente lo que son las leyes espirituales y en particular lo obtuso y difícil que resulta comprender que su acción va a tener una respuesta kármica pues su imperfección les lleva a actuar de esa manera. Si quieres prepararte espiritualmente para una Nueva Era de verdad, piensa que todo es transitorio, que los acontecimientos buenos se dan despacio, suavemente. Que hay un hilo de plata que nos une a la tradición esotérica del pasado, que está todo previsto y a la vez que los preparativos se han realizado de un modo adecuado.

Evita las modas y todos esos mensajes delirantes, psicopatologías y comercio que se mezclan sin ton ni son en una verdadera feria de tinieblas”, como dice el propio Dane Rudhyar en su libro “Preparaciones Espirituales para una Nueva Era”. Y recuerda, como dice el Profesor Cheng Man Ching: “Si la persona equivocada utiliza los medios correctos, los medios correctos actúan de modo equivocado.

Y yo estoy totalmente de acuerdo con este maestro oriental.

Hay quienes oyen, pero no escuchan. Ignoran la verdad y sin embargo se entusiasman con tantas ideas tontas que hay en el mundo – A.W.

La Revelación de la Nueva Era, o como queráis llamarlo, pertenece a los que tienen coraje y discernimiento.

Leonardo (ADA)