Son varias décadas de estudios radiestésicos e intercambio de información con la Familia de Belizal, por parte de Leonardo.

Monsieur Roger de Lafforest, amigo de la familia, popularizó la historia del llamado “Anillo Atlante” y su protección ante la maldición del Faraón Tutankamón en su libro “Casas que Matan” editado en Francia con una foto del anillo en blanco y negro.

Poco tiempo después mercantilistas sin escrúpulos lo mal copiaron y reprodujeron hasta la saciedad siendo vendido como un “gadget maravilloso” pero ineficaz, como denuncia el propio Roger en su siguiente libro “La Magia de las Energías”.

Ahora Leonardo y Petri lo han tenido en su mano y han podido contemplar el instrumento más fino jamás creado como anillo del periodo más antiguo de Egipto y que se remonta a las primeras Dinastías.

Un generador de “Ondas de Forma equilibradoras” que al decir de sus herederos: Es un instrumento espiritual, no un fin. ¡Precisa de la mente creativa del sumo sacerdote u operador radiestésico, para sacarle su máximo partido!

El Sr. Belizal creó una réplica del anillo y otra del péndulo. Para ello empleó mucho tiempo. Investigó día tras día, y al fin dio con el diseño perfecto para esta época.