Con el solsticio de verano es el momento de planificar unas vacaciones en forma de aventura. La ruta del Grial comienza a conocerse como una actividad vital y altamente instructiva. Al frente de este proyecto se halla Fina Doménech, coordinadora de la Ruta del Grial-Turisme Comunitat Valenciana que resalta:

“Turisme Comunitat Valenciana ha realizado un gran esfuerzo tanto económico como personal para plasmar la idea del Grial en una experiencia turística, para lo que decidimos inspirarnos en el Camino de Santiago, dando como resultado la Ruta del Grial”.

HuescaLa ilusión de alcanzar una meta es un anhelo tan antiguo como la humanidad misma. Recorrer una ruta durante días y por tramos bien definidos, con sus dificultades y belleza, pone de relieve nuestras actitudes y cualidades internas, permitiéndonos conocernos mejor. Tras cada tramo recorrido, y ya en la hora del descanso, nuestra conciencia se ensancha tras haber descubierto, en la marcha en busca del Grial, nuestras debilidades, impresiones, y certezas cual pequeñas líneas invisibles ahora ensanchadas por las experiencias del viaje. Se trata de demarcaciones que no se pueden ignorar, ya que son aspectos de nuestro ser que antes del viaje no distinguíamos bien. ¿No es ese el papel de la ruta del Grial? ¿Extraer con cada paso lo mejor y lo peor de nosotros mismos enraizado en nuestro subconsciente? ¿todo lo escondido allí, hasta pulirlo e iluminarlo? ¿No es ese nuestro objetivo?

En tiempos de Jesús se advertía de lo inconveniente de ser un fariseo, un hipócrita, un farsante que predica agua y bebe vino. De ahí lo de “sepulcros blanqueados”, metáfora que habla de estar blanqueado por fuera pero lleno de impurezas y corrupción por dentro. Son estas impurezas y estados inadecuados del ser, las que como mugre y suciedad tienen que desaparecer antes de llegar a inclinarse ante el Grial de la Catedral de Valencia.

Este es el papel de todas las peregrinaciones, “rumiar” y con ello reconocer nuestras debilidades para hacernos más fuertes y volver a nuestros destinos preparados para solventar cualquier dificultad que se presente en la vida.

¿Te vas a perder esta oportunidad de conocerte a ti mismo mejor? Seamos prácticos, dejemos la comodidad de estar sentados en nuestro sofá o cojín de meditación, y emprendamos la Ruta del Grial, desde Huesca hasta la catedral de Valencia, Fina Doménech comenta:

“Es una ruta en la que vivir experiencias y tradiciones de los lugares que visitamos, saborear la gastronomía, conocer gente y su hospitalidad así como la historia de esos lugares, todo esto nos hará conocernos más a nosotros mismos. Los viajes enriquecen a la persona, hace que el viajero tenga una mente más abierta y que sea más tolerante, lo hace más feliz”.

Con esta experiencia de viaje, nuestros sentimientos se refinarán, nuestra mente será más fuerte, y pasaremos de un viaje consciente a limpiar nuestro subconsciente, llegando finalmente a la Supraconciencia, lugar o nivel donde se hallan las cualidades propias de la taza/copa de ágata cornalina, ¡el Grial! Estas cualidades son luz, amor, y coraje, que curan las heridas del alma, y estimulan todo nuestro ser.

Grial significa Comunión, Hermandad, Transmisión y Unidad en la Diversidad, formando la Luz del Amor a la Humanidad.

Esto es lo apropiado si se recorren sus 23 etapas, desde San Juan de la Peña hasta la catedral de Valencia, tal y como indican los gobiernos de la Comunidad de Aragón y la Comunidad Valenciana a través de sus departamentos de Turismo, gestores y dinamizadores principales de esta Ruta del Grial.

Leonardo Olazabal Amaral

Presidente de la Asociación Cultural ADA