La pintura Lo más Sagrado –El Tesoro de la Montaña del Profesor Nicolás Roerich

Nicolás Roerich tenía claro que la Enseñanza de la Belleza y de la Integridad eran necesarias tras los horrores de la Primera Guerra Mundial y más tarde de la Segunda. La humanidad necesitaba resurgir de las cenizas (duramente golpeada por dirigentes perversos) a través de la Cultura de Paz. ¿Cómo hacer algo así cuando todo ha sido destruido y el sufrimiento es la nube negra de cada día?

Lo más sagrado y los cristales de cuarzo de la Nueva Era.

Nicolás y su mujer Helena, además de sus hijos Juri (George) y Sveti (Svetoslav), creían firmemente que el camino consistía en proteger el patrimonio cultural, filosófico y espiritual del mundo, y darlo a conocer a través de sus espléndidas pinturas, sus libros de viaje, la enseñanza de la Ética Viva, y más tarde con la Bandera de la Paz.