Archivos por Etiqueta: Museo Bandera de la Paz País Vasco

ARTÍCULO SOBRE ENRIQUE ORFILA DE UN DIARIO DE MENORCA 1 de mayo de 1991

RECUPERAR UN ORIGEN OLVIDADO

Enrique Fernández Orfila regresa a Menorca 56 años después de dejar atrás un mundo que sentía cómo se le quedaba pequeño.

Quizás porque cuando uno se vuelve viejo ve como le invade la añoranza, en un último intento por recuperar algo de una vida que ya se adivina caduca, a menudo se oye el dicho popular de “roda el món i torna al born”. Algo debe haber de cierto en todo ello, cuando alguien, después de muchos años sin interés alguno por volver a su lugar de nacimiento, intenta reencontrarse con sus orígenes. Enrique Fernández Orfila se ha decidido a regresar a Maó (Mahón) 56 años después de haber abandonado esta isla en la que él mismo dice que “siempre me sentí como metido dentro de una caja”.

 

Museo Privado de Leonardo

Historia de un Diario Oculto

Convertido en un privilegiado jubilado, a sus 77 años está decidido a vivir a caballo entre Maó y Houston (Estados Unidos), donde trabajó los últimos cinco años de su vida profesional. Ahora, en el momento del reencuentro, superado el miedo al regreso, a los fantasmas que dejó atrás cuando se fue, “incluso la isla me parece más grande de lo que creía, porque esta España no tiene nada que ver con la que yo conocí”.

Maestro que nunca ejerció, tras estudiar en Palma, dio el salto a Barcelona, donde finalizada la guerra civil reorientó su vida, entró en la Universidad y convertido en químico montó una pequeña fábrica, tuvo una amarga experiencia matrimonial que acabó fracasando y de la que lo único que le queda es un hijo. Pero vivir sin libertad para Enrique Fernández, a pesar de que nunca se metió en política, no era vivir.

INDIA.

Su interés por temas trascendentales le llevó a la India a los 37 años, contratado por la compañía química inglesa ICI y, tras pasar un año en las montañas con los yoguis, se instaló en una casa cercana a la playa en Madrás. De una India multirracial con numerosas costumbres y religiones totalmente diferentes conviviendo, este mahonés que se educó teniendo por buena solo la forma de vida que le rodeaba, aprendió sobre todo que hay algo muy importante en la convivencia entre los seres humanos, algo tan básico como la tolerancia.

En los 25 años que pasó en la India, Enrique Fernández apenas tenía referencias válidas de la vida en España, quizás por eso seguía pesando tanto en él la imagen de un país de posguerra. Sin embargo, recuerda con especial cariño la visita de los Reyes de España a la India, cuando todavía eran Príncipes. “Un amigo del Cuerpo Diplomático me invitó a la recepción en Madrás, yo estaba en la segunda fila esperando a que bajaran del avión y se debía notar que era español, porque el Rey vino directamente a saludarme a mí, y aun siendo un acto protocolario, recuerdo que bromeamos”.

El calor en la India puede hacerse insoportable, con temperaturas que alcanzan fácilmente más de 40 grados, y con el paso de los años el cuerpo de Enrique Fernández ya no aguantaba como antes el clima de Madrás y decidió cambiar de aires.

ESTADOS UNIDOS

Editado por SoldeSol

El Maestro

En una muestra más de osadía, con 62 años se presentó en Chicago dispuesto a iniciar una nueva vida, pero huyendo del calor de la India buscó el otro extremo y el frío de Chicago se le hizo insoportable, por lo que cinco años después se trasladó a Houston, donde concluyó su vida profesional, siempre dedicado a su labor de químico.

Ahora, dispuesto a disfrutar de sus ahorros “que han sido más en 10 años en Estados Unidos que en 25 en la India”, con una autocaravana se dedica a recorrer Centroamérica y el sur de Norteamérica, afición que ahora piensa alternar con sus estancias en Menorca.

Toda una vida llena de anécdotas y experiencias que han marcado el paso de un mahonés, nacido en la calle Virgen de Gracia, por un mundo que intuía se le quedaba pequeño y que Enrique Fernández se ha apresurado a reflejar en un libro autobiográfico que ya está en manos de una editorial.

Ese libro ha sido publicado por su amigo Leonardo.

KULUTA -Himalayas- una obra del Profesor Nicolás Roerich

Viajes y tesoros del Himalaya

KULUTA fue escrito por Nicolás Roerich debido a la admiración que sentía por esta región del Himalaya (Kullu-Naggar), Morada de Luz donde nació el Rig-Veda, los textos más antiguos de la India que hacen referencia al Conocimiento y al Orden Cósmico. Aquí, montañas misteriosas esconden fabulosos tesoros, sobre todo espirituales. Fue aquí, donde la familia Roerich estableció en 1930 su hogar y una morada para la Investigación Científica de todas las ramas del Saber llamada URUSVATI que significa en sánscrito Estrella del Amanecer.

 

Poderosas energías se acumularon en torno al Instituto de Investigaciones Científicas del Himalaya “Urusvati”. ¡Ama la India! es el grito que surge por doquier y de la boca de antiguos ocultistas y maestros.

Un trabajo literario para el mundo de Belleza, Paz y Cultura.

 

¡Ama sus montañas! parece gritar este librito, esta joya espiritual, dada la cantidad de imágenes en color y en b/n que contiene. Una obra que no puede faltar en la biblioteca de todo viajero y de todo estudiante que se halle en el Sendero de la Luz. Un trabajo, idea y concepto realizado por Leonardo y su equipo de la Asociación ADA, para los países de habla hispana (400 millones).

 

PEDIDOS: https://shambala-roerich.com/producto/kuluta/

Encuentros literarios Raja Yoga: El Camino del discípulo de Alice A. Bailey

 Quienes vigilamos y guiamos en el aspecto interno de la vida, tenemos más conocimiento que ustedes, que llevan la carga y la preocupación de la existencia en el plano físico. Conocemos las desventajas físicas y algún día podremos ayudarlos definidamente a construir cuerpos fuertes para el servicio mundial. Ahora el miasma astral es de tal índole, que les resulta casi imposible a nuestros esforzados hermanos, tener buena salud; el karma del mundo lo prohíbe. La corrupción astral y los pestilentes pozos sépticos de los niveles inferiores del plano mental infectan todo, y afortunado aquel que los evade. Vigilamos compasivamente a quienes poseen cuerpos débiles y sensibles y se esfuerzan, trabajan, luchan, fracasan, continúan y sirven. No se nos pasa desapercibida ni una hora de servicio ofrecida en el dolor y la tensión, ni la tarea de un solo día efectuada con los nervios torturados, la cabeza cansada y el corazón dolorido. Lo sabemos y nos preocupa mucho, sin embargo no podemos hacer nada de lo que se necesita y que ustedes, que luchan en el mundo, pueden hacer. El karma del mundo sumerge a cada uno en esta época. Ojalá pudieran darse cuenta que el tiempo es corto y que el descanso, la alegría y la paz están en camino.

Leer más ...

Leonardo nos vuelve a sorprender en el 41 Aniversario del Centro de Meditación y Síntesis Darjeeling

 

Leonardo nos vuelve a sorprender

Su retiro de seis meses en la búsqueda de un tesoro literario ha dado sus frutos. El 3 de abril era la fiesta, que se celebró el domingo 7 en el Jardín Roerich con la izada de banderas, tanto de India como de la Paz.

 Leonardo nos presentó su nuevo libro “Péndulos Egipcios”, a falta ahora de pasarlo por las imprentas y editoriales para su edición en el próximo otoño.

Se trata de una obra única en su género donde Leonardo nos habla del amuleto más fascinante y desconocido del Antiguo Egipto ¡el Tallo Verde! el cual ha hecho una réplica del original hallado en un sarcófago egipcio, y que pone a disposición de todos los seguidores del tema.

Igualmente y con motivo del 84 Aniversario del Pacto Roerich, a celebrarse el 15 de abril, Leonardo, Petri y el grupo ADA, junto a la colaboración de la Sra. Larisa Surguina y del Sr. Ramesh Chandra, del International Roerich Memorial Trust de India, han hecho posible la edición al idioma castellano del librito “Kuluta”de Nicolás Roerich. Una joya espiritual que hace referencia a los hermosos lugares donde la totalidad de la familia Roerich se instaló en el norte de India, para crear el Instituto “Urusvati” de Investigaciones Científicas del Himalaya.

 Una oportunidad -que se presenta por primera vez- para el mundo hispano parlante y así conocer algo más de la vida de los Roerich, en su hogar de Kullu. ¡Excelente trabajo al que sólo le falta la colaboración de los estudiosos de los Roerich para que lo difundan entre sus amigos! Hay que decir que los costos del mismo han sido cubiertos en su totalidad por una miembro de la Asociación ADA.

BICICLETAS PARA LA PAZ

También queremos señalar que la propuesta de Leonardo y Petri de conseguir bicicletas para niñas y niños que viven en aldeas lejanas a la escuela en Sri Lanka, con motivo del 84 Aniversario del Pacto Roerich, ha sido muy loable. De 30 bicicletas se han conseguido 7 por parte de ADA y 3 por colaboraciones amigas, llegando a un total de 10 bicicletas, además de materiales escolares.

 Esto ha sido un trabajo visible, bello y ético, que los Roerich apreciarían como una acción práctica de sus enseñanzas. ¿Cabe mayor satisfacción?

Namasté.

ADA ROERICH

CÓDIGO DEONTOLÓGICO DEL SÍMBOLO/BANDERA DE LA PAZ

A tener en cuenta:

Código de Honor en la Presentación de la Bandera de la Paz y de la Cultura.

1. La Bandera de la Paz y de la Cultura sólo la pueden exhibir los Organismos Oficiales Roerich tales como Asociaciones, Museos, Academias Científicas, Comités, Institutos de las Artes o Fundaciones.

2. La misma se entrega a Instituciones, Ayuntamientos, Pueblos y Ciudades, Escuelas o cualquier otro Organismo que haya trabajado por la Paz, el Diálogo, la Cultura, el Embellecimiento y Protección de Edificios Históricos, Catedrales o del Paisajismo Natural. Nunca se entrega a un individuo en particular.

3. La Bandera de la Paz, Estandarte o su Símbolo nunca se expondrá cerca del suelo o unido a otros símbolos.

4. La Bandera de la Paz y de la Cultura Roerich, aun siendo un símbolo universal como la Cruz Roja, no se exhibirá en la calle, en manifestaciones, marchas o reuniones grupales. Al igual que nadie puede usar la Bandera de la Cruz Roja sin pertenecer de un modo oficial a su Organización, la Bandera de la Paz no debe ser usada a modo de una cruzada personal.

5. La Bandera de la Paz es apolítica y antisectaria.

6. El Espíritu de La Bandera de la Paz se circunscribe a la defensa de los edificios históricos, arqueológicos, catedrales, bibliotecas, archivos del arte y museos.

Leer más ...