Archivos por Etiqueta: Museo Bandera de la Paz Roerich

MÁQUINAS DE COSER PARA LA PAZ

ACCIÓN SOLIDARIA A DISTANCIA

Adisayam Chiromission – Chiropractic Missión Trip in Sri Lanka

El 5 de diciembre es el Día Internacional de los Voluntarios. Es difícil imaginar un mundo sin solidaridad y más en época de Fiestas Navideñas. Hay personas que tienen claro que cooperar y ayudar a los necesitados es una acción práctica que alivia el sufrimiento de muchos. Por eso el rol activo del voluntariado es materializar las soluciones necesarias en un momento dado. Hoy día se puede ejercer de voluntariado en forma digital sin necesidad de costosos desplazamientos. Cualquier persona puede ayudar desde cualquier parte del mundo. Se trata de voluntarios en línea. Personas que en forma libre ofrecen una parte de su tiempo y de sus habilidades en beneficiar a su sociedad o a familias de una aldea remota del otro lado del mundo.

La solidaridad es una cualidad que todos llevamos dentro pero que solo unos pocos sienten que hay que desarrollarla. De ahí la necesidad de educar para la solidaridad. Educar en Valores, en la Paz, en la energía de la Buena Voluntad.

Adisayam Chiromission – Chiropractic Missión Trip in Sri Lanka

 

 

 

 

 

El valor y la entrega de estas personas les lleva a muchos a desplazarse a grandes distancias para ayudar al que más falta le hace. Una de estas asociaciones es Adisayam Chiromission – Chiropractic Missión Trip in Sri Lanka. La Asociación ADA Roerich entró en contacto con ellos y visto el respeto mutuo y la simpatía despertadas decidimos hacer una llamada titulada “Bicicletas para la Paz”, y llevar así la ilusión a niños y niñas de una remota aldea de Sri Lanka. Sus escuelas están situadas a casi tres horas andando desde sus casas. Ahora con las bicis sus vidas han cambiado bastante. Los donativos recibidos desde Francia y España han hecho posible la compra de algunas de ellas y de material escolar.

Adisayam Chiromission – Chiropractic Missión Trip in Sri Lanka

 

Adisayam Chiromission – Chiropractic Missión Trip in Sri Lanka

Este verano pasado se han hecho nuevas aportaciones para iniciar otro curso escolar y con el apoyo de todos se ha conseguido comprar una máquina de coser.

MÁQUINAS DE COSER PARA LA PAZ

Nunca imaginaríamos el enorme bien que puede hacer una máquina de coser que en turnos –tanto las mujeres como los hombres- cosen casi las 24 horas del día. Niños y niñas ahora visten con bonitos vestidos que les llenan de ilusión y color. Además consiguen un poco de ingresos que alivian sus maltrechas economías.

Adisayam Chiromission – Chiropractic Missión Trip in Sri Lanka

 

 

Esta ayuda no ha hecho más que empezar y sin embargo es tan grande el bienestar obtenido. Las fotos son el agradecimiento tímido y a la vez cálido de personas que desde otro lugar del mundo les ayuda sin pedir nada a cambio. Por eso doy desde aquí las gracias a mis colaboradores de ADA: Antonia, Itsaso, Alfred, Aitor, David, Mari Luz, Loli y Paco, Agnes, Beatriz, Yolanda y anónimos.

¡Que la Gracia Divina os venga desde todos los lados!

Leonardo y Petri Presidente y Fundadores de ADA

Adisayam Chiromission – Chiropractic Missión Trip in Sri Lanka

 

 

Adisayam Chiromission – Chiropractic Missión Trip in Sri Lanka

Adisayam Chiromission – Chiropractic Missión Trip in Sri Lanka

XVI Aniversario del Museo Bandera de la Paz Nicolás Roerich

 

Museo en Shangri-La 1

El pasado 18 de mayo –Día de los Museos– se cumplieron 16 años de exposiciones de los lienzos (reproducciones rusas) de Nicolás y de Svetoslav en Ereño-Bedia.

Una institución privada consolidada dentro de la Asociación ADA. De hecho ADA no podría entenderse sin su pequeño museo con objetos de la época de los Roerich, instrumentos antiguos de Radiónica y Suisekis. Se trata de “un espacio para soñar”.

 

Museo en Shangri-La 2

Aquí, las tres esferas de la bandera de la paz, representan las tres líneas de acción de la Asociación ADA:

– Las exposiciones de los cuadros.

– La enseñanza del Agni Yoga.

– La experimentación con la Energía Psíquica a través de la Radiestesia y de la Radiónica.

Rodeado todo ello por el círculo de Darjeeling (nombre de su antiguo Centro de Yoga), ciudad del Himalaya sede de los

Leer más ...

Natacha Rambova y Svetoslav Roerich en los años 30 del pasado siglo

Pertenece a los archivos de Leonardo Olazabal

En el principio de los años 30, vivir en Nueva York era vivir con intensidad, con ilusión, aún coleando la crisis del 29, la Gran Depresión que se prolongaría toda la década.

Natacha Rambova decía: ¡Todo evoluciona tan deprisa! -Su viva mirada parecía estar viendo pequeños pero muy intensos vislumbres del futuro a la vez que saboreaba una taza de té junto a su amigo Svetoslav Roerich-.

La gente se reunía en los cafés, en los salones de baile y en los teatros de la ciudad. Una parte de la clase media, se interesaba por las nuevas tendencias artísticas y por los eventos espirituales y museísticos.

En el Museo Nicolás Roerich, situado en las primeras 3 plantas del Master Building de la calle Riverside Drive del nº 310, se forjaban las almas más puras de la época. Inaugurado en 1929, este edificio de estilo Art Decó cuenta con una historia increíble. Los pormenores han sido relatados en mi obra “CHINTAMANI”.

Además de varias salas dedicadas a las pinturas de Nicolás Roerich, y diversos objetos de arte oriental, procedente todo ello de la Expedición al Asia Central, había también talleres de escultura, salas de estudio, un pequeño teatro, una biblioteca, salones de conferencias, oficinas, auditorios y una cafetería-restaurante.

Una placa de mármol negro situada al ras del suelo y en una esquina, nos recuerda el año 1929 grabado junto con las letras -M y R- (Museo Roerich), y tres puntos, rodeado todo por un círculo en representación del Símbolo de la Paz Roerich. El 24 de Marzo de ese año se celebró el primer festival y se puso la que se conoce como la “Piedra Angular” en una esquina del edificio. Antes, tanto la Sra. Frances como la Sra. Sinna, colocaron una “cápsula del tiempo” que consistía en un cofre metálico con varios objetos simbólicos dentro, según las indicaciones de Roerich (ver mi obra CHINTAMANI).

Leer más ...