Archivos por Etiqueta: Shangri-La

Sobre Nicolás Roerich en el diario La Razón

https://www.larazon.es/opinion/20220307/sx42soidpve5znbawxhh76do2u.html

La Asociación ADA Roerich llama la atención sobre lo desafortunado de dicho artículo:

Empezar con un título como ¿Quién recuerda la bandera rusa de la paz? es ya en sí un error. Primero no es rusa, sino universal. La diseñó y creó, eso sí un ruso en India -de donde tomó la idea-, con el objetivo de aglutinar a todas las culturas y épocas, así que la intención de Nicolás Roerich ni mucho menos fue crear una bandera nacional, sino englobar a todos los países para crear conciencia de preservar y proteger los bienes histórico-artísticos, que pertenecen a la humanidad en su conjunto.

Pax-Cultura

La Bandera de la Cultura protege los monumentos y los tesoros artísticos que el genio humano ha creado. La Bandera de la Cruz Roja protege a la Humanidad.

Nicolás Roerich vendió cuadros en Rusia, Estados Unidos, Gran Bretaña, India y en muchos países más, no sólo al zar de Rusia…

La frase: “Salpicaba sus lienzos de cielos rojos, nubes negras y montañas de perfiles geométricas en las que se adivinaban rostros y mensajes ocultos, casi proféticos” no puede ser más desafortunada, ya que hizo gala de un amplísimo espectro cromático, tanto con líneas geométricas como más orgánicas, abarcando un dilatado estudio de color y forma, por lo tanto, la frase es severamente simplista. Además cae en los tópicos extendidos, pero incorrectos, de estar intentando siempre dilucidar rostros y mensajes ocultos, cuando muchos de sus trabajos ni lo son ni quisieron serlo.

Incidir de manera tan circense en los grandes maestros de Shambhala dentro de un medio de comunicación público, donde los lectores no están habituados a los contenidos de la literatura esotérica, no es de recibo, ya que esta cuestión no se va a entender, generando el efecto de la incredulidad, el recelo y el escepticismo. Por lo tanto, dichos comentarios en un medio público ni es el sitio ni el espacio adecuado para hacerlo.

En cambio, no se incide más en el carácter académico de Nicolás Roerich, en su voluminoso corpus literario, en sus actividades culturales y artísticas, en la creación de numerosas asociaciones, etc. Esto parece que no existe para el autor del artículo.

Se define a Roerich como un excéntrico, cuando se puede sobresaltar otras muchas facetas, pero se anota este calificativo, denotando un sentido negativo sobre el pintor ruso.

Según el autor, la Bandera de la Paz parece hoy olvidada. Pero curiosamente no se acuerda que durante el siglo XXI desgraciadamente se han sucedido varias guerras en distintos puntos del planeta, siendo una de las más devastadoras en destrucción de obras de arte, yacimientos arqueológicos, museos, monumentos arquitectónicos, la que ocurrió en Siria. Parece que sólo se acuerda ahora…

Por cierto, ponemos en duda que se definan a los moradores de Shambhala como rishis. Existen otros muchos apelativos más certeros y concretos para su denominación.

Cuando el autor afirma que “ni los rishis de Shambhala son capaces de hacer entrar en razón”, debería saber que aludir a lo que pueden o no hacer estos seres de un nivel de conciencia tan elevado está fuera de nuestro conocimiento y percepción, por lo tanto, supone demasiado y da por hecho una comprensión que está fuera de nuestro alcance en causas y efectos.

Se debería haber indagado más en los valores universales de la Bandera de la Paz (Pax-Cultura dirigida a la protección de los monumentos religiosos, científicos y edificios históricos, contra su demolición en caso de guerra o paz) y de su creador, que supo amar a su patria, pero a la vez tener una mirada global y universal, sin fronteras, ni limitaciones culturales. Para Roerich (Ciudadano del Mundo), todas las guerras resultan nefastas, no siendo unas menos que otras. La guerra no es una experiencia romántica y mucho menos vital, es amoral y anti-ética. Por lo tanto, se debería hacer uso del pensamiento de Roerich en cada uno de los conflictos y no única y expresamente en éste. Para saber más consultar a la Asociación ADA Roerich que lleva 25 años dando a conocer la Bandera de la Paz y de la Cultura en España y en Europa. NO A LA GUERRA, NO A LA DESINFORMACIÓN.

PRIMER ENCUENTRO DE LA ASOCIACIÓN ADA TRAS EL COVID-19

LA COEXISTENCIA EN EL NIVEL ESPIRITUAL TEJE HILOS LUZ-ORO

SIN NECESIDAD DE LA PRESENCIA FÍSICA

 

Tras el reencuentro en el caserío Shangri-La en Bedia alrededor de las 17.00 horas, junto con los saludos oportunos bajo la Bandera de la Paz que ondea junto a la de Nepal (cada año el 15 de abril se iza la Bandera de Roerich y la de otro País invitado) y en un ambiente floral de distintos colores al pie de las mismas, no queriendo perder ni un minuto de tiempo debido a la ingente cantidad de información que se debía tratar y transmitir después de casi tres meses de confinamiento, pasamos los allí reunidos al txoko cultural, donde Leonardo comenzó a abordar algunas cuestiones de actualidad, que de manera sucinta se describen a continuación:

– Se analiza el trabajo elaborado con el péndulo diseñado por Leo y la emisión de diversos comandos sobre una fotografía de la Tierra, con el objetivo de realizar un servicio ante el actual problema del Covid-19. Para los trabajos de Emisión Pendular, se emplearon 4 COMANDOS en ciclos semanales:

“Eliminar y desactivar el Covid-19”.

“Que los científicos, doctores e investigadores del mundo encuentren la forma de desactivar y eliminar el Covid-19 para el Bien de la Totalidad”.

“AMOR a la Tierra”.

“PAZ para el Planeta”.

– Se analizan las distintas dudas, para poner en práctica lo anterior y que ya previamente había sido especificado en la web, por parte de personas que desconocen la Radiestesia Radiónica. Aclaradas éstas, se hacen comentarios -entre los allí presentes- sobre la pandemia que nos ha tocado vivir. Señalando los distintos niveles de lecturas que se pueden hacer y destacando a la postre que al menos “la Naturaleza ha podido respirar”, reduciéndose la contaminación, purificándose las aguas de los ríos y mares, y retomando el mundo animal sus espacios naturales. No obstante, ahora el hombre vuelve nuevamente a ensuciar su entorno con guantes y mascarillas desechados, ¿aprenderemos algo de este confinamiento? Es la pregunta que quedó en el aire.

– La actitud del ser humano es explicada por parte de Leonardo mediante la “paradoja de las 10 manzanas”, demostrando que el hombre nunca es feliz con lo que posee, ya que de manera metafórica la persona que consume durante diez días seguidos la misma manzana, al décimo día renegará de dicha fruta, a pesar de que sigue siendo igual de dulce que la primera. La manzana no ha cambiado, pero si la actitud del hombre…..

– Son tiempos donde se demuestra que todo está en transformación y mutación. De hecho, se están observando alteraciones magnéticas, cambios térmicos en el Sol, exceso de satélites y microondas en la atmósfera, etc. Por este motivo, se incide en la importancia de la celebración de la pasada Luna Sagrada de Wesak, con la bendición correspondiente para producir un impacto en la Tierra y en la humanidad.

– En otro apartado, se aporta información del anuncio-artículo publicado en la revista “Galdakao Hoy” para poder visitar el caserío durante las tardes de varios domingos de los meses de verano, y así conocer su IKIGAI paseando por los bosques y biotopos del lugar, difundiendo esta noticia en la comarca de Galdakao-Bedia.

– Se muestra y se proporciona información sobre una Tarjeta Bioenergética para llevarla encima, observando y experimentando sus posibles efectos positivos en el portador. Dicha tarjeta produce rayos infrarrojos y se ha empleado para su elaboración la tecnología de un único polvo de cerámica bio que tiene la capacidad de protegerte contra las radiaciones del móvil.

-Se comentan las últimas investigaciones y descubrimientos sobre terapia del sonido mediante la emisión de patrones sónicos para patologías de nuestros tiempos.

– Se hace un pequeño repaso sobre las características técnicas de la Onda de Forma Luxor, diseñada en Cristal de Cuarzo y Cornalina, trabajo que está realizando Leonardo formando un triángulo con India y México desde la Colina de Laurel en Ereño. Igualmente Leo presentó las frecuencias radiónicas o valores numéricos, que sirven para combatir el Covid-19 mediante el uso de instrumentos radiónicos y con el Péndulo Egipcio.

– Se comenta la opacidad de la información de los medios de comunicación y cómo ciertos científicos renombrados y premios Nobel de Medicina han tenido críticas por defender el uso de altas dosis de vitamina-C, o la infusión de la planta Artemisia Annua, entre otros. Además, Leonardo muestra sus últimas tarjetas de MGA, que han sido elaboradas bajo su petición en relación con esta planta, el Covid-19, parásitos, MMS, DMSO, CDS, el Astragalus, la seta Chaga o “Perla del Norte”, etc.

– Finalmente nuestro Presidente, lee el último comunicado conjunto de los centros de Agni Yoga del mundo en estos meses de obligado confinamiento en nuestros hogares: La necesidad de no detenerse y seguir realizando trabajos grupales y personales. Idear propuestas para la mejora de la sociedad, el centro o asociación y el mundo. Más que nunca plantearse cuestiones sobre la responsabilidad individual en este cometido de acuerdo a los propios sentimientos, sin desaparecer cuando el Dharma o Deber les llama y para el cual se han entrenado y estudiado durante tantos años. Observar con atención para identificar el engaño y el espejismo proyectado sobre las masas y meditar sobre lo que significa un nuevo viaje de la conciencia en la renovación del mundo, etc.

Leer más ...

Encuentro Agni nº220 “La Energía Psíquica”

 

Leer más ...